Arresto en el Vaticano a sacerdote que fuera asesor diplomático en Washington

1 min de lectura

Arresto en el Vaticano a sacerdote que fuera asesor diplomático en Washington. El cargo es por pedofilia. La investigación culminó con el arresto del diplomático y ex sacerdote del Vaticano destinado en Washington.

El Vaticano anunció el arresto, en su territorio, de Monseñor Carlo Alberto Capella, ex asesor de la Embajada de la Santa Sede en Washington. Estaba bajo sospecha de haber apelado a pornografía infantil.

Por sugerencia del Promotor de Justicia, el Juez Instructor de la Corte del Vaticano, emitió una orden de arresto contra Monseñor Carlo Alberto Capella, ex funcionario de la Nunciatura de Washington. La provisión fue hecha por la Gendarmería del Vaticano.

Arresto y detención en el Vaticano

El acusado está detenido en una celda del cuartel del Cuerpo de Gendarmería, a disposición de las autoridades judiciales. El arresto se produce al final de una investigación realizada por el Promotor de Justicia por la posesión de material pornográfico infantil de gran tamaño.

En la capital estadounidense habría cometido sus crímenes. Incluso hay informes de acusaciones similares que llegaron desde Canadá. El Promotor de Justicia abrió el expediente después que el Departamento de EE. UU. notificara el posible delito el 21 de junio. El sacerdote está alojado en el Colegio de Penitenciarías.

“Es un asunto serio. Esperamos que la Santa Sede proporcione más detalles”, había pedido al jefe de la Conferencia Episcopal Americana, el cardenal Daniel DiNardo. Las noticias de las investigaciones anteriores y ahora el arresto han causado explosión y confusión. No es un sacerdote secundario en la jerarquía de la diplomacia del Vaticano. Su rol ha sido clave en la importante nunciatura en los Estados Unidos.

La policía canadiense lo acusa de posesión y distribución de material de pornografía infantil, descargado durante una estancia en Canadá. Utilizó una “dirección de computadora en una iglesia local”.

El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, se expresó ante un hecho escandaloso: “Es un asunto muy doloroso, una gran prueba para todos los involucrados. Estamos lidiando con el caso con el mayor compromiso, la mayor seriedad”, finalizó.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
LaVozdeChile