Art Basel 2018, pronta para nueva edición cada vez más global

Art Basel 2018, pronta para nueva edición cada vez más global. El mundo del arte se prepara para participar, a partir de hoy, de la gran feria de la ciudad suiza. La pequeña ciudad suiza de Basilea vivirá otra loca semana de arte moderno y contemporáneo, tres días antes de la apertura al público. En 2017 registró el paso de 95 mil visitantes. Este año esperan superar los 100 mil espectadores.

Art Basel 2018

Reflejando la fortaleza financiera de cada nación, Art Basel es el juego de ajedrez más grande del mercado del arte. Se enfoca en los principales actores, incluyendo grandes patrocinadores, marcas de lujo, compañías de seguros y de aviones privados. Los sponsors aprovechan este gran escaparate para hacer sus campañas comunicación.

En casi cincuenta años, Art Basel ha logrado concentrar todos los superlativos. Se convirtió en la feria número uno, bajo la dirección de sus directores, Lorenzo Rudolf y Sam Keller. Este último ahora dirige la Fundación Beyeler. No debe obviarse a Marc Spiegler, que ha cultivado esta feria aprovechando la mundialización del mercado como nunca antes sucedió en el arte.

Art Basel ahora ocupa una posición casi monopólica, con una marca establecida en Europa, antes de expandir su imperio en América (Miami a principios de diciembre) y China (Hong Kong, a fines de marzo), manteniendo así los tres lugares estratégicos de negocios.

Otros eventos, como Tefaf en Maastricht y recientemente en Nueva York (segunda edición), Frieze en Londres y Nueva York o Fiac en París, intentan competirle. Pero hasta ahora ninguno puede competir con su gigantismo, su internacionalismo y su profesionalismo.

Todas las galerías quieren estar allí. La lista de espera crece año tras año. Según el último informe de UBS Art Basel, las ferias representan hasta el 46% de la facturación de las galerías. En Basilea, las transacciones son de un nivel muy alto. Los comerciantes reservan sus mejores piezas, las más originales y, por lo tanto, las más caras. Deben ofrecer un stand que defienda la calidad de las obras y el rigor del tema. La selección es por lo tanto sin piedad.

Algunos empujan la competencia muy lejos, como Tornabuoni Art. Después de haber creado el evento el año pasado con Fontana y su Fine di Dio (monumental ovoide monocromático en varios colores), ahora celebra a Alberto Burri con ocho “Plastiche” de color negro, transparente y rojo, que van desde los años 1962 hasta 1965.

Para celebrar esta estrella italiana de la posguerra se publica un catálogo bajo la dirección de Bruno Corà, presidente de la Fondazione Palazzo Albizzini Collezione Burri, ubicada en el lugar de nacimiento del artista, Città di Castello en Umbría.

Este es el primer capítulo de un redescubrimiento de esta estrella en ascenso del mercado, antes de una exposición durante la Bienal de Venecia de 2019, en la Fondazione Giorgio Cini.

El gigantismo de Art Basel puede ser aterrador. Hasta comienza a cansar a algunos coleccionistas. Una gran sala comprende 290 galerías de 35 países.

La pre inauguración de este lunes abre  con 47 galerías. Corredores, asesores, coleccionistas, profesionales del arte estarán allí. Llegaron temprano. Alguna ventaja deben llevar.