Bocanáriz en Lastarria, wine bar para “beberse” Chile

51 segundos de lectura

Bocanáriz en Lastarria, wine bar para “beberse” Chile. Está rodeado por edificios del siglo XIX. Los ambulantes venden desde bikinis hasta pasteles de cannabis. Lastarria es cool, bohemio y céntrico.

Bocanáriz Lastarria

El bar en sí muestra un mapa de vino personalizado en su pared. Vinos de todo el país acaban allí. Pero hace siete años, cuando abrió Bocánariz, los bares de vinos eran desconocidos en Santiago, según el gerente general, Elías Madueño.

Gracias al reconocimiento internacional, como los galardones anuales de la revista Wine Spectator que consideran a su carta de vinos como la mejor del mundo, Bocanáriz se convirtió en una parada obligada para los winos y los turistas curiosos. Alrededor del 80% de sus clientes son extranjeros.

“Es como la ONU”, bromea Madueño.

Los sommeliers están atentos a los principiantes internacionales curiosos y ansiosos por compartir información sobre la historia del vino chileno, geografía y viñedos.

En Bocanáriz se trata de la experiencia.

La carta de Bocanáriz viene con varias opciones de cata de vinos, que incluyen un menú de maridaje de Wine Spectator con una comida completa y 10 opciones diferentes de vino con tres copas de degustación.

La bodega de Bocanáriz tiene un piso de grava de cuarzo húmedo para mantener el vino fresco. Allí se puede comprar cualquiera de los 304 tipos de vino a mitad de precio.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
La Voz de Chile