Cannabis medicinal, la discusión en el Congreso de Chile por #LeyCultivoSeguro

Cannabis medicinal, la discusión en el Congreso de Chile. La Fundación Daya emitió una declaración en la que fija su posición. También la suscribe el Instituto Chileno de Fenomenología Médica, organizaciones, médicos e investigadores. La opinión surge por la discusión de la ley que modifica el Código Sanitario para incorporar y regular el uso medicinal de productos derivados de cannabis.

Los especialistas se refieren al debate encarado por el Congreso de Chile, conocida como #LeyCultivoSeguro. Esta busca evitar la incautación de las plantas de cannabis de personas que las utilicen con fines medicinales, considerando la prescripción médica como autorización suficiente para dicho cultivo. La Fundación Daya, el Instituto Chileno de Fenomenología Médica y otras organizaciones se manifiestan a favor de la iniciativa parlamentaria.

Apoyo en cuatro consideraciones principales

1.- Evidencia conclusiva sobre uso de cannabis para diversas condiciones

Uno de los efectos de prohibición sobre el cannabis fue retrasar de manera significativa los avances en su investigación en relación al avance del uso clínico del cannabis y los cannabinoides. Para muchas patologías dicha evidencia se encuentra hoy en construcción. No obstante, la reciente revisión realizada por las Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina de EEUU, de más de 10.000 resúmenes de artículos publicados, es concluyente. “Existe evidencia conclusiva o sustancial de que el cannabis y/o cannabinoides son efectivos en el tratamiento del dolor crónico en adultos, como antiemético para náuseas y vómitos inducidos por quimioterapia y en el tratamiento de la espasticidad experimentada por pacientes con esclerosis múltiple”.

2.- Alta prevalencia nacional de una de las patologías para las que existe evidencia conclusiva

Una de las patologías para la que existe evidencia conclusiva o sustancial según la Academia Americana de Ciencias, Ingeniería y Medicina, es el dolor crónico. El dolor es una de las causas más comunes de consulta clínica dentro de la población chilena. En las consultas médicas de los pacientes, el dolor está presente en aproximadamente el 70%. En Chile, hay estimaciones que un 41,1% de la población mayor de 17 años presentan dolor; el dolor crónico no oncológico es más frecuente en las mujeres, en las personas mayores y está presente cuando hay otras enfermedades que tenga el paciente.

Según la Encuesta de Salud de Chile (2003), que evalúa en forma independiente la presencia o ausencia de dolor de causa musculoesquelética en los últimos 7 días previo a la aplicación de la encuesta, existe prevalencia de 41,1% en población mayor a 17 años de edad.

Por otra parte, bajo las leyes internacionales sobre derechos humanos, los gobiernos deben asegurar que la gente tenga un acceso adecuado a los tratamientos para el alivio del dolor; el fracaso de asegurar que los pacientes tengan acceso a tratamientos para los dolores severos provoca la violación a la prohibición a tratos crueles, inhumanos y degradantes.

3.- Cannabis medicinal: reconocimiento del Estado de Chile

Chile lo ha reconocido y contemplado en la Ley 20.000 como uso lícito. A su turno el Ministerio de Salud ha modificado los decretos 404 y 405 del reglamento sanitario. Este permite la importación, exportación y venta en territorio nacional de medicamentos o materias primas en base a cannabis.

4.- Experiencia clínica en Chile en el uso de cannabis

Fundación Daya ha atendido más de 17.000 pacientes a través de la Red de Salud Daya, que cuenta con 44 médicos en 15 ciudades de Chile. El cultivo personal o autocultivo ha sido la principal vía de acceso para el 71% de los pacientes. Ha mostrado ser una vía de acceso segura, económica y eficaz.

Un 84% de los pacientes consideran su uso, en formatos diversos, como eficientes (46%) o muy eficientes (38%). El autocultivo ha permitido, a su vez, alejar a los pacientes del mercado negro de cannabis y sus derivados, mercado que conlleva un grave riesgo sanitario y poca eficacia terapéutica para los usuarios.

El autocultivo medicinal de Cannabis, lícito en Chile, está descriminalizado también por países como Colombia, Jamaica, Holanda, España, Suiza, República Checa, y regulado en Uruguay, Canadá, y en Estados Unidos en los Estados de Alaska, Arizona, California, Colorado, Columbia, Hawai, Maine, Massachusetts, Michigan, Montana, Nevada, Nueva México, North Dakota, Oregon, Rhode Island, Vermont y Washington.