El doble agente Juan Gasparini carga contra Bullrich y Carrió

El conocido “doble agente” Juan Gasparini, que sirvió a la organización terrorista Montoneros, tanto como a uno de los jefes de la última dictadura militar, Emilio Massera, realizó declaraciones contra la actual ministra de Seguridad Patricia Bullrich, y la diputada de la coalición gobernante en Argentina, Elisa Carrió.

Bullrich, quien acaba de presentar una cifra récord de decomiso de cocaína y marihuana en Argentina, ha sido una de las principales reveladoras de los movimientos de Juan Gasparini. Incluso dio a conocer una de sus las tantas identidades que se refugia en el periodismo: “Doctor Paz, quien amenazó de muerte a Lidia Papaleo -ex mujer de David Graiver- sino le devolvían a Montoneros los 17 millones de dólares que le confiaron los guerrilleros como botín del secuestro de los hermanos Born”.

El doble agente Juan Gasparini, quien hizo declaraciones al sitio argentino lavoz901.com también la emprendió con Elisa Carrió, una de las puntales anti corrupción. “La doctora Carrió presidió la más grande comisión parlamentaria de investigación sobre la corrupción en Argentina y no produjo, como se sabe, ningún resultado, porque pactó con el entonces procurador del menemismo Nicolás Becerra”.

Hasta el momento ninguna de las mencionadas ha respondido sobre las acusaciones del periodista con residencia en Ginebra y del cual se conocen extorsiones históricas sobre grupos de poder. Su relación con otro doble agente, Nicolas Giannakopoulos, quien ha financiado varias de sus “investigaciones”, lo pone en la fila de los acusados más que en la de los denunciantes.

Juan Gasparini envejece negando su pasado tormentoso, como su participación en la destitución en Bolivia del entonces presidente que molestaba a Emilio Massera. Las investigaciones del periodista Gabriel Levinas lo han dejado más que al descubierto. Tanto a Gasparini como a otros de lo que se conoce miembros de “gloriosa juventud argentina”.

Desacreditado, en decadencia y siempre con el visto bueno de los servicios de inteligencia, el viejo doble agente es como esos perros que, mientras más ladran, menos muerden.

Deja un comentario