El champagne de la ceremonia de los Oscars 2018

Piper-Heidsieck Champagne regresa para amenizar la ceremonia número 90 de los premios Oscar. La reverenciada casa francesa de Champagne reconocida mundialmente por su etiqueta roja, se complace en anunciar su regreso como el único Champagne a ser servido durante los premios Oscar. Para conmemorar este año clave, Piper-Heidsieck ha creado una botella magnum de edición limitada que conmemora la época dorada de Hollywood. Con una aplicación de oro de 360 ​​grados que refleja la arquitectura Art Deco de los legendarios teatros de Los Ángeles.

“Estamos particularmente orgullosos de conmemorar el 90 aniversario de los Oscar”, declaró Benoit Collard, Director Ejecutivo de Piper-Heidsieck. “Esta botella de aniversario representa la historia de excelencia que une a la Academia y Piper-Heidsieck. Las magnum han sido embotelladas en Reims para ser disfrutadas en Los Ángeles. Y son la expresión misma de la magia universal del cine, a la que rendimos tributo”, agregó.

Como en años anteriores, el magnum de edición limitada se servirá exclusivamente en la ceremonia de entrega de premios y en la fiesta oficial de los Oscar de la Academia. La temporada 2018 marca el cuarto año de una asociación a largo plazo entre Piper-Heidsieck y la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas. Además de la ceremonia de premiación del 4 de marzo, se servirá champán Piper-Heidsieck en los eventos de la Academia en Los Ángeles, Nueva York y Londres, incluido el Almuerzo de los nominados a los Oscar el 5 de febrero.

La casa francesa siempre ha apoyado el cine con audacia y grandeza, al menos desde 1933, cuando una botella de Piper-Heidsieck apareció en “Sons of the desert”, la película debut de Laurel y Hardy. En 1964, Piper-Heidsieck celebró el Oscar de Rex Harrison por su papel en “My fair Lady” con una botella hecha a medida de 48 litros, que era literalmente tan alta como el actor. Piper-Heidsieck continúa apoyando el enriquecimiento y la preservación del patrimonio cinematográfico a través de la Cinémathèque Francesa y ha sido el champán oficial del Festival Internacional de Cine de Cannes durante más de dos décadas.

Creado en 1785 por Florens-Louis Heidsieck, cuyo objetivo era crear un vino digno de una reina, Piper-Heidsieck es una de las casas de champagne más antiguas de Francia. Ha sido sinónimo de excelencia, osadía y grandeza durante más de 230 años.

Deja un comentario