Espumantes del Maule y su plan de desarrollo estratégico

1 min de lectura

Espumantes del Maule es un proyecto complementario del trabajo del Centro Tecnológico de la Vid y el Vino de la Universidad de Talca. Este se realiza hace más de 20 años. Ofrece soluciones a interrogantes del sector productivo de la región.

Posicionar mejor el espumante del Maule, que es la zona de mayor producción de este tipo de vino, es el objetivo de un nuevo proyecto que desarrolla el Centro Tecnológico de la Vid y el Vino de la Universidad de Talca. Participan además un grupo de productores y apoyo del Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional (FIC-R).

Esta iniciativa de fines del año pasado busca argumentos para identificar las mejores zonas productivas de la Región del Maule. Y producir espumante y apoyar el desarrollo de mejores vinos de este tipo. Incluso estudiar los procesos de comercialización. “La idea es contar con una marca colectiva. Espumante del Maule. Para aumentar el volumen de este tipo de vinos surgidos de la región”, explica Yerko Moreno, director del Centro Tecnológico de la Vid y el Vino (Ctvv).

“Estamos trabajando con las variedades típicas que se usan para hacer espumante. Pinot Noir y Chardonnay e incorporamos también País, gracias a un proyecto que hicimos con el apoyo de Viña Miguel Torres. Hoy se ha transformado en una alternativa para esta variedad. También utilizamos Sanseau y una colección de doce variedades que tenemos en nuestro Centro Experimental de Panguilemo. Evaluamos cuál de ellas podría tener potencial”, comentó.

Espumantes y productividad

El Maule es la zona de mayor producción de este tipo de vino y lo que se busca no es desarrollar un nuevo producto, sino mejorar los argumentos técnicos y la producción. Así las empresas demostrarán que los espumantes del Maule no tienen nada que envidiar a los de otras zonas vitivinícolas de Chile y del mundo.

“La idea es posicionar mejor el espumante. Creo que el mundo va hacia sacar ventaja de productos regionales y esa tiene que ser la estrategia de diferenciación de los valles vitivinícolas”.

En este proyecto, de 140 millones de pesos, el Centro Tecnológico de la Vid y el Vino está trabajando con 13 productores de espumante, dos de insumos enológicos y una empresa de tecnologías de acero inoxidable. Para su ejecución, el Gobierno Regional, destinó 96 millones de pesos, 20 es el aporte de las empresas y 26 la contribución valorada de la Universidad de Talca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
LaVozdeChile