Haití en convulsión por aumentos, crisis política y económica

Haití convulsionada. Aumentos aceleran crisis política y económica. La población rechazó aumento del 38% en la gasolina, 47 % en el diesel  y 51% en el precio del querosene. La respuesta masiva de la población de Haití terminó con dos estaciones de policía quemadas, barricadas y calles tomadas. El alzamiento rechazó el acuerdo del gobierno con el Fondo Monetario Internacional.

Haití convulsión

El detonante de la situación de crisis fue el aumento del querosene.La medida del gobierno resultó profundamente impopular. Es que para una gran parte de la población que no tiene acceso a gas o electricidad doméstica, este combustible es esencial para cocinar.

Frente a la presión popular, los sectores del parlamento protestaron contra el aumento de los precios del combustible. Y el día después de la explosión social, el gobierno anunció que la medida se suspenderá indefinidamente.

El gobierno del empresario adecuado Jovenel Moses es muy débil. Llegó al poder después de dos elecciones fraudulentas, una en 2015 y otra en 2016. A todo esto se agregó una crisis en la fuerza policial, que se retiró a sus barracones, negándose a responder a las órdenes represivas del gobierno. En este contexto, el descontento popular se ha extendido y no se limita al tema de los combustibles, sino que requiere la salida del gobierno títere del FMI y el imperialismo.

Las tropas de ocupación de Minustah han acumulado un terrible historial de violaciones de los derechos humanos. Son responsables de la aparición de una epidemia de cólera y, también, abuso sexual. Consistieron principalmente en tropas latinoamericanas proporcionadas por los gobiernos “progresistas” de Brasil, Argentina, Uruguay, Ecuador y Bolivia, entre otros. La solidaridad internacional es esencial para exigir que los Minujusth no repriman al pueblo haitiano y exijan su retirada del país.

A pesar del carácter masivo de la movilización, la revuelta popular carece de liderazgo político. Los analistas consideran esencial construir organismos de control autónomos que desarrollan un programa político para Haití.