Maggie Timoney, qué piensa la flamante CEO de Heineken

Maggie Timoney, qué piensa la flamante CEO de Heineken. La irlandesa es una ejecutiva experimentada. Posee una carrera de más de veinticinco años en el negocio de la cerveza y la sidra. Timoney es la nueva CEO en Estados Unidos. Igual posición ocupó en Irlanda en los últimos cinco años. Trabaja para la empresa desde 1998. “Es una líder competitiva y enérgica, conocida por inspirar a los equipos, hacer operativos los planes y movilizar a las organizaciones para entregar resultados comerciales”, dijo Marc Busain, presidente de la región Americas.

Maggie Timoney

Maggie Timoney acredita años de vida y trabajo en Estados Unidos. “Creo que allí todo es posible”. La exitosa expansión de Heineken en Irlanda se debió no exactamente a la cerveza. Fue la sidra uno de los logros más notables de la compañía bajo el liderazgo de Timoney.

“Vimos una oportunidad en la sidra. Los consumidores estaban buscando opciones y lo detectamos. Ahora está disponible en 15 países. En Holanda o en Bulgaria, España puedes encontrar una Orchard Thieves”, sostiene.

“Todavía no hay muchas opciones en sidra. Queremos asegurarnos de ofrecer más opciones al consumidor. Vamos a seguir innovando”, promete.

El otro gran desarrollo de Heineken en Irlanda fue el lanzamiento de una cerveza sin alcohol. “Es una cerveza elaborada por amantes de la cerveza para amantes de la cerveza. Por lo tanto nos llevó bastante tiempo obtener ese producto. Fuimos intransigentes. No solo en la calidad sino también en el sabor”.

Maggie y la moderación

“Si nos fijamos en las tendencias del consumidor en todo el mundo la moderación, la salud y el bienestar son tendencias clave”, agrega. “Y creo que una marca como Heineken debería ofrecer opciones a los consumidores”, explica.

Su ascenso en la industria significa la conquista de mayores oportunidades para las mujeres de negocios. “A menudo me lo preguntan. Simplemente no lo pienso de esa manera. Creo que es porque crecí jugando al basquet. Había un equipo de chicas y otro de chicos. Pero cuando se trataba de juegos contra otros equipos teníamos que unirnos. Los deportes para las niñas son muy importantes. Crea confianza, construye resiliencia. Esa actividad física es empoderante”.

Timoney se unió a Heineken a finales de 1990. Primero como gerente de planificación nacional en ventas para Heineken USA. Luego ocupó altos cargos en los Países Bajos antes de trasladarse a Canadá como gerente general. Regresó a Estados Unidos como vicepresidenta sénior de Recursos Humanos. “Era un área del que no sabía nada. Aprendí mucho en ese papel”, comenta.

“Siempre digo que los recursos humanos no contratan ni despiden, los líderes sí. Las empresas que usan Recursos Humanos solamente para contratar y despedir son débiles.

Timoney fue famosa en su país. Reiteró una y otra vez, antes las máximas autoridades, una idea fuerza. Para ella había que superar el pasado. Esto es: “tenemos que hacer que no esté de moda estar borracho en Irlanda”. Desde su lugar apoyó leyes y reglas en Salud Pública.

“He declarado públicamente antes y lo volveré a plantear. Si nosotros, como Heineken Irlanda, vendemos menos, pero hacemos mella en el uso indebido del alcohol, estaríamos muy contentos. Queremos que nuestro negocio sea sustentable”.

Heineken, el mismo sabor en 192 países