Minera Antofagasta frente a problemas con el recurso agua y demandas sociales

1 min de lectura

Minera Antofagasta frente a problemas con el recurso agua y demandas sociales. La dependencia de ingresos de minera Antofagasta la expone a riesgos relacionados con el agua y la comunidad. Agricultores locales se han visto cada vez más afectados por la sequía. La empresa ha dado pasos para mitigar los riesgos. Ha sido pionera en el uso de tecnología de relaves espesados ​​para reducir el consumo de agua y reducir los impactos y riesgos ambientales. Pero la situación es crítica.

En 2016, el agua de mar representó el 48% de su uso total de agua operacional. Mientras que sus tasas de reutilización variaron del 71% al 94%. Algunos proyectos futuros, incluidas expansiones en sus minas Centinela y Los Pelambres, harán uso exclusivo del agua de mar. Este enfoque respalda el cumplimiento normativo y los beneficios de las comunidades locales a un costo eficiente.

Minera ante problemas acuciantes

Sin embargo, la firma ha sufrido algunas controversias con las partes interesadas en relación al uso del agua y las comunidades afectadas. En particular, su mina Los Pelambres. Allí la intervención sobre una represa ha sido criticada por desviar y contaminar los suministros locales de agua.

Superando un conflicto de una década con las comunidades locales, que implicó acciones legales y bloqueos, Antofagasta llegó al Acuerdo de Caimanes con el 84% de la comunidad en mayo de 2016. Al igual que en el Acuerdo de Salamanca 2015, el Acuerdo de Caimanes reafirma el compromiso de Antofagasta de aportar soluciones al agua regional, la escasez y el apoyo a una mayor capacidad de desalinización del agua de mar.

Programas de gestión y eficiencia del agua demuestran un claro enfoque en la mitigación de los riesgos relacionados. Así como las necesidades de agua de la comunidad, a nivel local y regional, aliviando la capacidad de desalinización del agua de mar.

La extracción de cobre es un proceso intensivo en agua. Las mineras en muchas regiones del mundo están expuestos al creciente nexo entre el riesgo del agua y la protesta comunitaria. Y la situación es particularmente grave en Chile, que representa más de una cuarta parte de las reservas y de la producción mundial de cobre.

Chile está bajo estrés hídrico alto y creciente, particularmente en la región de Atacama, donde se concentra la producción de cobre. La privatización también es un factor: Chile fue el primer país del mundo en privatizar los derechos de agua y hay evidencia de que este enfoque ha alentado la especulación privada.

Las empresas mineras de cobre recurren cada vez más a la desalinización: según un informe reciente se espera que las plantas de desalinización cumplan con el 50% de la demanda minera de agua en 2026, frente al 9% actual. Sin embargo, la desalinización es una solución intensiva en energía y poco práctica en sitios de minas a gran altitud.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
LaVozdeChile