Papa Francisco y Chile: “Fui parte del problema”

Papa Francisco y Chile: “Fui parte del problema”. La cita del Papa la expresó en referencia a las víctimas de abusos en Chile. El Papa Francisco dijo a las víctimas chilenas de abuso sexual clerical que “yo era parte del problema”. Y se disculpó por rechazar las acusaciones de encubrimiento por parte de los obispos católicos, dijo una de las víctimas. En una emocionante conferencia de prensa después de cuatro días de reuniones privadas con el Papa, tres hombres que fueron víctimas del pedófilo más notorio de Chile instaron a Francisco a tomar medidas contra varios obispos chilenos.

“Durante casi 10 años hemos sido tratados como enemigos porque luchamos contra el abuso sexual y el encubrimiento en la Iglesia”, dijeron Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo en una declaración conjunta leída a los periodistas.

Los tres hombres, que eran invitados del Papa en su residencia, dijeron que durante sus largas conversaciones, Francisco había sido atento, receptivo y con mucha empatía.

Papa Francisco arrepentido

“No es frecuente que el Papa le pida disculpas y se disculpe por algo “, dijo Cruz en respuesta a una pregunta. Dijo: “Yo era parte del problema, lo causé y me disculpo contigo”, dijo Cruz. “Creo que él fue sincero”.

En un dramático giro de 180 grados el mes pasado, el Papa Francisco dijo en una carta a los obispos chilenos que había cometido “graves errores” en el manejo de la crisis de abuso sexual allí. Expresó sentir vergüenza por lo que había sucedido.

La carta siguió a una investigación del Vaticano sobre el obispo Juan Barros, quien fue designado por el Papa en 2015 a pesar de las acusaciones de que había encubierto el abuso sexual de menores por su mentor, el padre Fernando Karadima.

 

En su carta a los obispos chilenos el mes pasado, Francisco dijo que había habido “falta de información veraz y equilibrada” sobre la situación en Chile antes de enviar al investigador de abusos sexuales más experimentado del Vaticano, el arzobispo Charles Scicluna de Malta, para investigar.

“Scicluna realmente abrió sus ojos (del Papa)”, dijo Cruz.

Scicluna produjo un informe de 2.300 páginas, que llevó al Papa a convocar a los obispos a Roma para una reunión este mes.