Silvio Caiozzi, cineasta chileno busca colaboración en China

1 min de lectura

Silvio Caiozzi, cineasta chileno busca colaboración en China. No esperaba que al otro lado del mundo su trabajo fuera aclamado y entendido a tal profundidad. Lo afirmó el propio cineasta chileno Silvio Caiozzi en Beijing. Su último largometraje, “And Suddenly the Dawn”, fue mostrado y bien recibido en el Festival Internacional de Cine de Beijing. Es la primera vez que Caiozzi exhibe su trabajo en China.

La película de tres horas de duración, coronada como “Mejor película” en el Festival Mundial de Cine de Montreal en septiembre pasado, se desarrolla en la Patagonia austral en Chile. Allí, un hombre que escapó de su tierra natal por miedo cuando era niño, regresa en búsqueda de lo que había dejado atrás.

Caiozzi deslumbrado con China

“Tengo la intención de explorar la complejidad y la profundidad de la naturaleza humana”, dijo, después del estreno de la película en Beijing.

La audiencia no abandonó el cine hasta después de la medianoche y planteó una variedad de preguntas sobre técnicas de filmación específicas. E incluso hasta un detalle simbólico del contenido.

“Estoy sorprendido por su conocimiento y entusiasmo por el cine. Eran preguntas inteligentes”, señaló el realizador.

“El trabajo de poder llegar a tantas personas, sin importar de dónde vengan o qué idioma hablen, para mí es un regalo maravilloso. Un premio mayor que el Premio”, sostuvo.

Desde su última película, “Cachimba” (2004), el cineasta dijo que se tomó su tiempo para enamorarse de la nueva historia. Fue alabada por los críticos como “una obra maestra consistente”.

Lo que Caiozzi ha estado buscando es la complejidad de la naturaleza humana. “Tal complejidad es lo que tenemos en común como seres humanos. Lo más maravilloso del cine sucede cuando el espectador olvida que es un espectador. Y se convierte en otro personaje y se involucra emocionalmente en la película. Eso significa que la película está bien hecha”.

Según Caiozzi, la conexión que el cine establece entre los seres humanos, de la cual cada uno tiene la oportunidad de explorar su propia humanidad a través de la atracción visual y la originalidad, es la maravilla del cine.

Dado que en China hay millones de amantes del cine con una sed ferviente por mejores películas, y América Latina produce obras ingeniosas que continúan impresionando al mundo, el cineasta se propone una colaboración más amplia entre ambas partes.

“China se está abriendo al mundo y está ansiosa por ver cómo se hacen las cosas en cualquier otro lado”, dijo Caiozzi. “Existe una posibilidad brutal de coproducciones, encuentros de talentos e intercambios cinematográficos”.

“En un mundo globalizado donde el ser humano se está aislando cada vez más, el cine es lo que nos acerca”, dijo el cineasta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
LaVozdeChile