Villa Mangiacane, enoturismo en la Toscana

1 min de lectura

Villa Mangiacane, enoturismo en la Toscana. Si es hora de enoturismo de lujo hay que referirse a esta propiedad del siglo XV. Es una villa majestuosa situado en una colina sombreada por cipreses al sur de Florencia y apenas a 25 minutos del aeropuerto internacional.

Construido para la familia Maquiavelo posee la inconfundible mano del propio maestro del Renacimiento, Miguel Ángel. Villa Mangiacane es el mejor complejo turístico de lujo y bodega de la Toscana. El plan del edificio original con las mejoras ya realizadas se encuentra en Galería de los Uffizi, en Florencia. Estos planes trajeron un palacio más grandioso con una nueva ala, diseñado por Giorgio Vasari.

Bajo la dirección del arquitecto florentino, Gianclaudio Papasogli Tacca, y el decorador de interiores internacional, Ralf Krall, actual propietario de la finca, se encargó una renovación de varios millones de dólares en 2001. La restauración le devolvió su antiguo esplendor. Situado entre viñedos y olivares, la finca produce ahora una gama de vinos premiados.

Mientras que los 6 mil olivos en Mangiacane producen un aceite de oliva virgen extra distintivo. La idea ha sido la de satisfacer los gustos modernos y finos de los invitados a la finca, en un entorno que ofrece lo mejor de la hospitalidad del viejo mundo.

Enoturismo de lujo

En Villa Mangiacane se puede encontrar una experiencia única de cinco estrellas. Empapada en el arte, la historia y la cultura, las habitaciones están llenas de obras de arte y muebles recogidos por todo el mundo original, emulando la comodidad de una casa privada.

Existen 28 habitaciones y suites de diseño individual y elegante. Ofrecen espectaculares vistas de Florencia, a sus colinas, jardines y viñedos. Una estancia en el Palazzo principal ofrece vistas panorámicas del paisaje de la Toscana, mientras que en el exclusivo Villa Mazzei ofrece una impresionante piscina y bar, jardines y vistas a Chianti.

Los huéspedes pueden elegir entre una gran variedad de opciones para comer, desde comidas personales en cada habitación a fiestas en el restaurante gourmet. Ya se trate de un desayuno fresco al aire libre con vistas al paisaje o un almuerzo ligero refrescante al borde de la piscina, hay algo para todos en Mangiacane.

La cena se puede disfrutar en el elegante restaurante o al aire libre en el jardín de hierbas. Para un ambiente más íntimo, los huéspedes pueden organizar una cena privada entre barricas, la bodega o en la mesa del chef en la histórica cocina.

Villa Mangiacane produce una gama de vinos premiados, así como aguardiente, vino santo y aceite de oliva.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
LaVozdeChile