Vitacura, la perla de Santiago

Vitacura, la perla de Santiago. Así es conocida esta zona muy cerca del centro de negocios de la ciudad, pero a un mundo de distancia. Boutiques de lujo, galerías, restaurantes de moda. La comuna de Vitacura ya es una suerte de ciudad aparte.

Vitacura se compone de varios barrios más pequeños, como Lo Castillo, Jardín del Este, Santa María de Manquehue y Alonso de Córdova. Las zonas residenciales y comerciales están rodeadas por frondosos árboles. Ofrecen un respiro tranquilo al bullicioso centro de la ciudad. Por tal razón es uno de los mercados más solicitados de la ciudad para compradores de viviendas.

El vecindario de Vitacura está bordeado por el Parque Bicentenario al norte, la Avenida Presidente Kennedy al oeste y la Avenida Américo Vespucio al sur y al este.

Vitacura, boom inmobiliario

El precio medio de un apartamento de dos dormitorios es de 850 mil dólares. Mientras que una propiedad de tres dormitorios ronda 1,2 millones de dólares. Los terrenos son limitados y los precios altos. Y las propiedades tienden a ser más pequeñas en esta área. En un edificio nuevo, llamado “Único”, se ofrece una vivienda de cuatro habitaciones a poco de 1.8 millones de dólares.

Si bien no hay un estilo de vivienda en el área hay secciones que fueron desarrolladas por destacados arquitectos nacionales. Es el caso de Jardín del Este, donde el famoso arquitecto chileno Jaime Sanfuentes construyó más de 27 casas de estilo contemporáneo.

En Vitacura se ven claramente las influencias modernas del arquitecto californiano Richard Neutra y del arquitecto chileno Emilio Duhart. Duhart estudió con el maestro Walter Gropius y trabajó con Le Corbusier. No sólo ha firmado viviendas unifamiliares. Duhart también diseñó el emblemático edificio de las Naciones Unidas.

Las casas más modernas se enfocan en sectores más nuevos, como Lo Curro o Santa María de Manquehue. Allí hay obras de otros arquitectos contemporáneos chilenos de renombre, como Christian De Groote y Alberto Cruz. Pero, en general, Vitacura es una mezcla de arquitectura antigua y moderna.

Muchas casas antiguas han sido exquisitamente remodeladas. Pero en los últimos años se asiste a espectaculares desarrollos de oficinas de alta gama, mejorando aún más la sensación de lujo del área”.

La zona está cerca del centro de la ciudad, Un aspecto destacable es el Parque Bicentenario, un oasis con una laguna, áreas de juegos infantiles, un parque para perros y senderos para caminar. También es el lugar donde se encuentran todas las embajadas, por lo que es atractivo para los residentes internacionales.

Vitacura es reconocida en la ciudad como uno de los barrios más lujosos, perfecto para cualquiera que busque tiendas o restaurantes de alta gama. Es un área extremadamente deseable de Santiago. Muy codiciada por los millennials.

Hay secciones en las que se puede llevar una vida en gran parte urbana, con restaurantes, galerías de arte, museos. Y otra para actividades como ciclismo urbano o paseos por el parque. Hay secciones con menos sensación urbana, con casas de grandes extensiones, césped, cerca de la colina Manquehue. Allí se reúnen los amantes del trekking y el ciclismo.

Vitacura y sus secretos gastronómicos

Esta zona de Santiago es un paraíso culinario, hogar de numerosas tiendas de especialidades y algunos de los mejores restaurantes de la ciudad: Boragó, que sirve platos innovadores de inspiración chilena del chef Rodolfo Guzmán, es respetado en todo el mundo. Naoki es popular por La comida japonesa. Buey y Carnal atraen a los comensales de carne. Y la famosa cevicheria La Mar peruana, que sirve marisco fresco y tiene un bar de ceviche.

También es un distrito de compras de lujo. Hace menos de un año se inauguró en el vecindario el centro comercial al aire libre Casa Costanera. Ofrece marcas de alta gama, como Hackett, Carolina Herrera, Ralph Lauren, Christofle, Hermes y Zadig & Voltaire.

Vitacura es muy diferente al resto del mercado inmobiliario en Chile. Es el vecindario ‘in’, dado su fácil acceso a las principales atracciones de Santiago. Las estrictas leyes de zonificación impiden desarrollos de gran altura, lo que ayuda a preservar los hogares de época y mantener el estilo.

Varias razones para que los precios en el área de Vitacura hayan crecido cerca del 50% en la última década.