5G ecológico: más velocidad sin destruir el planeta

5G ecológico: más velocidad sin destruir el planeta

Optimización y eficiencia

La eficiencia energética y la preocupación por el medio ambiente serán claves en la llegada de las nuevas redes 5G. Norteamérica y Asia ya están desplegando sus redes, mientras que México y otros países de Latinoamérica aguardan expectantes hasta su llegada.

En los últimos meses, la recuperación económica tras la pandemia de Covid-19 se ha visto impulsada por la apuesta en dos puntos fuertes: la digitalización de la economía mediante la inversión en redes 5G y la transición ecológica. Con esto, numerosos países quieren optimizar los servicios y técnicas en salud, industria, gestión urbana y movilidad. De esta forma se pretende combatir también el cambio climático.

Mientras todo esto sucede, el campo de las telecomunicaciones necesita ocuparse del consumo de energía que va a necesitar. ¿Es realmente posible extender las redes 5G sin impactar gravemente al entorno? ¿Cómo aumentar el consumo de datos sin utilizar más recursos naturales de los que estamos gastando ahora?

¿Qué es el 5G?

El 5G es la quinta generación de los estándares y tecnologías de comunicación inalámbrica, el internet que usan dispositivos como el celular smartphone para permitir al usuario una conexión a la red en cualquier parte. En este sentido, se trata de una mejora del actual 4G/LTE.

Gracias al 5G los usuarios podrán ver una web en el celular de la misma forma que abre otro archivo, con una velocidad tan rápida que se podrán descargar vídeos en Ultra HD o modelos en 3D de forma celérica. El estándar oficial ya ha sido aprobado, y será en teoría hasta 20 veces más veloz que las actuales conexiones de celular con tecnología 4G.

La eficiencia energética puesta en entredicho

Los últimos estudios publicados estiman que las Tecnologías de la Información y la Comunicación representan el 1,3% de las emisiones de efecto invernadero y más del 4% de todo el consumo de energía mundial.

No obstante, el 5G pretende ir más allá, ya que se calcula que con la llegada de esta nueva tecnología estarán conectados más de 3.000 millones de teléfonos celulares en comparación a los 1.000 millones actuales, por si esto fuera ya poco. Además de estos dispositivos y laptops, se deberá contar también los electrodomésticos conectados al Internet de las cosas gracias a los avances en domótica.

Los expertos, no obstante, preconizan que gracias a la inteligencia artificial y al uso del machine learning se optimizará en gran medida la eficiencia energética del 5G. Pablo Bascones, responsable de sostenibilidad y cambio climático de PwC explica que el impacto neto del 5G será positivo, pues incrementará la eficiencia de muchos servicios mediante los contadores inteligentes, el mantenimiento predictivo, y el uso masivo del big data, entre otros desarrollos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico