Acento chileno en la nueva conducción del Louvre

Acento chileno en la nueva conducción del Louvre

Laurence des Cars y Alberto Vial

Desde septiembre la Mona Lisa no será la única mujer de la que más se habla en el Louvre.

Desde su apertura en 1783 todas las cabezas que han capitaneado este buque han tenido el mismo perfil: hombres, de clase alta y cercanos a la cultura.

Pero ahora las cosas cambian, una mujer llega a llevar la bandera.

La noticia se dio a conocer a través del canal de radio France Inter, y hoy remueve al mundo del arte. La elegida para jugar este rol fue Laurence des Cars, mujer de 54 años, quien a partir del 1 de septiembre tomará este nuevo desafío.

Su antecesor, Jean-Luc Martinez, quien estuvo a cargo del museo desde el año 2013, será embajador de patrimonio y el nuevo responsable de coordinar las participaciones de proyectos franceses en tierras internacionales.

Des Cars hace rato que se encuentra entre las mujeres más destacadas de este ámbito. Es directora, desde el año 2017, del Museo d´Orsay y, desde el 2014, del Museo l´Orangerie.

Pese a la novedad de su puesto, el Louvre, en todo caso, es un terreno conocido para la francesa. Ahí, en la École du Louvre, la prestigiosa escuela perteneciente al museo, estudió historia del arte.

Descendiente de una familia noble francesa de escritores, luego de salir de la universidad, se especializó en arte de los siglos XIX y XX, convirtiéndose luego en curadora del Museo d´Orsay, donde estuvo desde el año 1994 al 2007.

Desde 2007 al 2014 Des Cars fue la directora científica de la agencia Francia-Museos. Ahí trabajó con el Louvre por primera vez, pero en su sede de Abu Dhabi, ayudándolo a prepararse para su apertura en el año 2017.

Foco en jóvenes
Pese a que el reciente nombramiento puso su nombre en el globo, en marzo ya dio bastante de qué hablar.

Ese mes, mientras era presidenta del Museo d´Orsay, tomó la decisión de devolver una obra de Gustav Klimt a sus propietarios judíos de Viena, sustraída por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Es parte de su sello. Por lo mismo, varias de las exposiciones que ha organizado han tenido como foco lograr un debate de actualidad, sobre todo entre los más jóvenes para así acercarlos a la cultura.

Amante de artistas como Courbet y Manet, ha dicho en diversos medios algunos de sus planes más populares que tiene en mente.

En la radio France Inter detalló que para el “Louvre 2030” pretende abrirse al mundo rompiendo las barreras de distancia. Esto, más aún, considerando las herramientas virtuales que se han multiplicado durante la pandemia.

Eso no es todo. Uno de los objetivos que quiere encabezar es la descentralización de las obras más famosas, como la Mona Lisa o la Venus de Milo. Por lo mismo, anunció la creación de un noveno departamento dedicado al arte bizantino.

Junto a ella y tercero en la jerarquía del museo parisino se encuentra Alberto Vial, el chileno que llegó a trabajar en el Louvre. Acá es el consejero diplomático, uno de los tres asesores de confianza máxima que integra el gabinete del director.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico