Activistas, políticos y presentadores de televisión, caza de votos en Chile

Activistas, políticos y presentadores de televisión, caza de votos en Chile. El proceso histórico en Chile está siendo observado  por aquellos que encontraron refugio en una región turbulenta bajo el sistema de libre mercado.

Votos Chile

En un fresco día de primavera de 2019, Cote Cumplido tomó una pancarta y se unió a más de un millón de personas que marchaban por las calles de Santiago para exigir mayor igualdad y cambios importantes en el sistema político.

Ahora, la mujer de 33 años está repartiendo volantes con su propio nombre, esperando ser elegida este fin de semana ante un cuerpo de representantes que durante el próximo año liderará una reescritura histórica de la constitución del país.

«Esas protestas fueron como una avalancha, la expresión de una furia que se acumuló durante años contra el sistema neoliberal», dijo Cumplido, una historiadora de la Biblioteca Nacional de Chile que se describe a sí misma como feminista y dice que quiere una mayor representación ciudadana en la política.

«Necesitamos profundizar la democracia, hacerla más ágil, más en sintonía con lo que está sucediendo hoy y eso realmente ha impulsado mi convicción de que necesitamos una nueva constitución».

Cumplido se encuentra entre los 1.278 posibles candidatos, entre los que se incluyen políticos, activistas, académicos, modelos de moda, personalidades de la televisión y periodistas.

La mitad de la asamblea será masculina y la mitad femenina, mientras que 17 asientos están reservados para representantes de las comunidades indígenas de Chile. A menudo viven al margen de la sociedad lejos de la capital, no son reconocidos en la presente carta y buscan cambios que incluyan la enseñanza de la historia indígena en las escuelas y un mayor reconocimiento de la medicina tradicional.

En un intento por destacarse en un campo abarrotado, los candidatos han tomado medidas extremas para proyectar lo que representan.

Tenemos que estar allí

Marcela Cubillos, ex ministra de Medio Ambiente y Educación en el gobierno del presidente Sebastián Piñera, espera representar a las zonas de lujo de Santiago, las únicas partes del país que votaron en octubre para rechazar el cambio constitucional.

Ella ha incrustado su panfleto de campaña con semillas de albahaca que los votantes pueden plantar en sus jardines y lo adornó con el lema «Tenemos que estar allí». La derecha chilena busca ganar al menos un tercio de los escaños en el nuevo organismo, lo que le permitiría bloquear cambios que considera demasiado radicales.

Los delegados pasarán un período máximo de 12 meses debatiendo y redactando el nuevo texto, con una mayoría de dos tercios requerida para cada decisión clave.

Cristóbal Bellolio, un presentador de radio y académico que luce una barba hipster, se está enfocando en obtener votos de chilenos jóvenes y educados que apoyan el cambio.

Mientras hacía campaña en los semáforos en el suburbio de clase media de Santiago de La Reina el miércoles, fue recibido por una mezcla de bocinazos alegres y personas que se negaban a bajar las ventanillas para aceptar un panfleto.

Maite Labra, de 22 años, empujando un cochecito cerca, miró con cautela el ondear de la bandera. «Para ser honesta, no tengo idea de qué se trata este fin de semana», dijo. «Voté por una nueva constitución, pero perdí un poco la noción de lo que estaba sucediendo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *