Águilas arpías jóvenes en Brasil, por qué mueren de hambre

Águilas arpías jóvenes en Brasil, por qué mueren de hambre. Revista Scientific Reports reveló que la deforestación de los bosques amazónico en Brasil, impide a las águilas arpías alimentar adecuadamente a sus crías.

Águilas arpías Brasil

Las águilas arpías jóvenes en los bosques amazónicos de Brasil se mueren de hambre debido al empeoramiento de la deforestación.

El dosel en la selva amazónica es un refugio para las especies que viven en los árboles y una morada para algunas de las especies más carismáticas de la Tierra, a saber: perezosos, monos araña y tamarinos.

Desafortunadamente para estos animales, su existencia hace de las copas de los árboles el principal lugar de caza de aves rapaces, una de las águilas más grandes del mundo : el águila arpía (Harpia harpyja).

Estas aves gigantes con el peso de un águila son las más grandes y pueden capturar incluso presas grandes como monos aulladores rojos e incluso ciervos de tamaño pequeño.

Los apetitos insaciables de este animal significan que el consumo constante de alimentos es imprescindible, pero en un lugar donde los hábitats disminuyen todos los días, una fuente de alimento confiable no está asegurada incluso para aquellos en la parte más alta de la cadena alimentaria.

Una nueva investigación, publicada en la revista Scientific Reports, descubrió que debido a la deforestación, estas águilas en los bosques amazónicos de Mato Grosso, Brasil, no son capaces de alimentar adecuadamente a sus crías.

La degradación del hábitat en estos lugares provocó una fuerte disminución de las especies de presas adecuadas que habitan el dosel, lo que implica que hay escasez de alimentos y también más difícil de conseguir para los padres de las águilas arpías.

Para llegar a sus conclusiones, los autores del estudio observaron el nido de 16 águilas arpías activas en una variedad de paisajes. La calidad del hábitat difería en cada sitio, con la pérdida de bosques cercanos que oscilan entre el 0 y el 85 por ciento.

Instalaron cámaras trampa que estaban dirigidas a los nidos y se colaron por debajo de ellos recolectando trozos de hueso para averiguar qué se llevaban las águilas a sus crías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico