Andrés Allamand, chileno electo en Secretaría General Iberoamericana

Andrés Allamand, chileno electo en Secretaría General Iberoamericana. La Secretaría General Iberoamericana (Segib) ya es liderada por el canciller de Chile, Andrés Allamand Zavala.

Andrés Allamand Secretaría General Iberoamericana

Ministro de Relaciones Exteriores en el Gobierno de Sebastián Piñera, Andrés Allamand es el nuevo jefe de la Secretaria General, en reemplazo de Rebeca Grynspan, quien dejó el cargo en septiembre para pasar a liderar la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo).

Aunque hasta ahora este cargo había sido elegido por consenso, los cancilleres decidieron votar por el elegido para evitar un bloqueo que podría ser indefinido. Pero la decisión no fue fácil, ya que el apoyo de los cuatro candidatos fue muy parejo, aunque con una ventaja inicial de la única mujer.

La victoria de Allamand ha sido una sorpresa, ya que forma parte de un gobierno saliente, que será reemplazado por el ganador de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales chilenas, el 19 de diciembre. Además, Artega tuvo la ventaja de pertenecer a un país andino. ya que los dos primeros secretarios generales del Segib eran del Cono Sur, Enrique Iglesias (Uruguay) y de Centroamérica, Grynspan (Costa Rica).

Sin embargo, el chileno se ha ganado el voto de quienes apoyaron a los candidatos caídos en las distintas rondas eliminatorias. España se mostró partidaria de evitar cancilleres activos, que han tenido que posicionarse sobre conflictos no resueltos en países vecinos, pero al final se ha impuesto el representante de una derecha tradicional que parece estar en decadencia en todo el continente.

Lo primero que sorprendió fue la presencia en la reunión de Santo Domingo de 13 cancilleres, incluidos algunos tradicionalmente ausentes de estos nombramientos, como el cubano Bruno Rodríguez o el venezolano Félix Plasencia, que demostró que la elección no dejó indiferente a nadie.

España

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha aprovechado la oportunidad para mantener reuniones bilaterales con varios de ellos, entre ellos el venezolano Félix Plasencia. Gran parte de la conversación se ha centrado en las controvertidas elecciones locales y regionales celebradas el pasado domingo en Venezuela, en las que los candidatos del régimen de Maduro ganaron 20 de las 23 gobernaciones y 205 de los 335 alcaldes en juego, en medio de una fuerte abstención.

La Misión de Observación de la UE aún no ha publicado su dictamen final, pero en sus conclusiones provisionales entregó uno de cal y otro de arena, reconociendo que “las condiciones electorales han mejorado respecto a las tres elecciones nacionales anteriores”, pero advirtiendo que “aún existen deficiencias estructurales”, como la descalificación arbitraria de candidatos de la oposición, el uso abusivo de los recursos del Estado a favor del oficialismo, el acceso desigual a los medios de comunicación y la falta de independencia judicial.

Albares pidió a su homólogo venezolano que ponga fin a las prácticas denunciadas por la misión de la UE y que reanude cuanto antes las negociaciones con la oposición que se estaban llevando a cabo en México y fueron suspendidas el pasado mes de octubre, para garantizar que las próximas elecciones presidenciales, a diferencia del pasado domingo , ser “totalmente libre y competitivo”, según fuentes diplomáticas.

La Cancillería venezolana había quedado previamente “decepcionada” por los “juicios de valor” realizados por España, en una nota en la que advertía que las elecciones locales no habían cumplido las “expectativas democráticas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *