Antony Blinken, en visitas oficiales a Brasil y Argentina

LAntony Blinken, en visitas oficiales a Brasil y Argentina. Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, realizará sus primeras visitas oficiales a Brasil y Argentina. Agendas.

Antony Blinken Brasil Argentina

Antony Blinken realiza sus primeras visitas oficiales a Brasil y Argentina, dijo el Departamento de Estado, mientras busca puntos en común con los líderes de mentalidad independiente de las potencias latinoamericanas.

Blinken sostendrá conversaciones en las capitales Brasilia y Buenos Aires y también participará en una reunión de ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de los 20 en Río de Janeiro, donde podría tener una rara interacción en persona con su homólogo de Rusia.

Para el principal diplomático estadounidense, trotamundos, ha sido una ausencia sorprendente pasar más de tres años de su mandato sin visitar Brasil, el país más poblado del hemisferio occidental después de Estados Unidos.

Pero Brasil estuvo dirigido hasta principios de 2023 por el ultraderechista Jair Bolsonaro, uno de los aliados internacionales más cercanos de Donald Trump.

El izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva regresó al poder el año pasado y poco después se dirigió a Washington para conversar con el presidente Joe Biden, y los dos políticos veteranos priorizaron la acción sobre el cambio climático, los derechos laborales y los valores democráticos en casa.

G20

Blinken, en las reuniones del G-20 lideradas por Brasil, discutirá “el aumento de la paz y la estabilidad, la promoción de la inclusión social, la reducción de la desigualdad”, así como los esfuerzos para apoyar a Haití, asolado por la violencia, dijo el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, al anunciar el viaje.

Pero Lula, que estuvo presente desde 2003 hasta 2010, tiene una fuerte vena independiente y se ha distanciado del impulso de Biden para aislar a Rusia por su invasión de Ucrania.

Bruna Santos, directora del Instituto Brasil del Centro Wilson, dijo que el equipo de Biden ha comprendido desde el primer año de Lula que “pueden ser buenos amigos, aliados a veces, pero no aliados en otras ocasiones”.

Lula

Dijo que si bien Estados Unidos ha llegado a comprender la postura de Brasil sobre Ucrania, Lula ha guardado sorprendente silencio sobre Venezuela, donde la negativa del líder izquierdista Nicolás Maduro a permitir candidatos electorales de la oposición ha desencadenado una reactivación de algunas sanciones estadounidenses.

Más allá del pasado con Bolsonaro, los brasileños sienten que la administración Biden tiene menos interés en América Latina, especialmente con su enfoque en Ucrania y Medio Oriente, dijo.

«Existe la sensación de que la relación no está a la altura de su potencial y no se la trata como una prioridad», dijo.

¿Foro para Estados Unidos y Rusia?

Lula ha dicho anteriormente que el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky y las potencias occidentales tenían cierta responsabilidad por la guerra con Rusia.

Lula también prometió anteriormente al presidente ruso Vladimir Putin, que enfrenta una orden de arresto de la Corte Penal Internacional, que estaría seguro si visitaba Río para la cumbre del G-20 en noviembre, aunque luego dio marcha atrás y dijo que eso dependería del poder judicial de Brasil.

Putin no visitó la cumbre del G-20 del año pasado en Nueva Delhi, a pesar de que India, a diferencia de Brasil, no forma parte del tribunal con sede en La Haya.

En la última reunión de ministros de Asuntos Exteriores del G-20 en Nueva Delhi en marzo de 2023, Blinken celebró su única reunión individual, aunque breve, con el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, desde la invasión de Ucrania.

Estados Unidos ha argumentado que Rusia no se toma en serio las negociaciones, pero el apoyo de Biden a Ucrania se ha visto debilitado por un estancamiento en el Congreso en la aprobación de nuevos fondos de guerra, con Trump, buscando un regreso, reflexionando que Rusia está destinada a ganar.

Bolsonaro, al igual que Trump, enfrenta serios problemas legales con la policía que investiga si él y su círculo íntimo orquestaron un intento de golpe cuando los alborotadores invadieron los edificios gubernamentales en Brasilia después de la toma de posesión de Lula.

Milei

El presidente de Argentina, Javier Milei, que asumió el cargo en diciembre, también ha establecido paralelismos con Trump con su estilo abrasivo, comentarios antisistema y llamados a una guerra contra el socialismo, y el expresidente estadounidense lo felicitó por su victoria.

No obstante, la administración Biden ha tenido menos renuencia a trabajar con Milei que Bolsonaro, considerando al líder argentino como idiosincrásico pero no antidemocrático.

Blinken, que ha realizado cinco viajes a Oriente Medio desde la guerra entre Hamás e Israel, también encontrará en el líder argentino un raro respaldo entusiasta de Israel.

Milei visitó Israel este mes en su primera visita de Estado y prometió trasladar la embajada de Argentina a Jerusalén, una medida adoptada sólo por Estados Unidos y cuatro países pequeños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *