Argentina a la venezolana, sube 11.5 por ciento el combustible

Argentina a la venezolana, sube 11.5 por ciento el combustible. La alicaída empresa estatal YPF aumentó el combustible 11.5 por ciento, obligando al resto de las petroleras en Argentina a lo mismo.

Argentina combustible

Argentina ya es una especie de experiencia de Venezuela, tan o peor de fallida. En la jornada de hoy los argentinos comenzaron la semana con un anuncio de la empresa estatal YPF, en la que informaba sobre un aumento de 9,5 por ciento en promedio de sus combustibles básicos y de 11,5 por ciento de sus combustibles «premium».

El único argumento ante la medida responde a «las principales variables que componen el precio minorista». Demasiado escueto para no decir nada y demasiado amplio como para agregar una nueva mentira del gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

La empresa YPF, que controla cerca del 55 por ciento de la comercialización local de combustibles, se refirió específicamente al aumento de los precios internacionales del crudo y la demanda local.

Dijo que los niveles de demanda son «más altos que antes de la pandemia» y «requieren importaciones para complementar el suministro local».

Esta es la segunda alza en lo que va del año, luego de la del 2 de febrero, que incrementó los precios en un promedio de 9 por ciento. Es decir que en lo que va del año 2022 los precios subieron 20 por ciento.

La petrolera Shell también decidió aumentar los precios de los combustibles entre 10 y 15 por ciento, mientras que la empresa Axion indicó que está «analizando los movimientos de precios de YPF».

Inflación

El aumento se da en momentos en que Argentina se apresta a aprobar un acuerdo definitivo con el Fondo Monetario Internacional para refinanciar deudas y que, entre otras metas, le obligará a hacer fuertes recortes en los subsidios estatales a la energía que se han vuelto aún más desafiantes desde la escalada internacional de los precios del petróleo y el gas a partir del conflicto bélico en Ucrania.

Pero Argentina enfrenta además el desafío de desacelerar su persistente y elevada inflación, que creció al 50,9 % el año pasado. Los analistas económicos, más realistas, afirman que con estos números la anual podría superar el 60.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *