Argentina, casi la mitad del país en estado de pobreza

Argentina, casi la mitad del país en estado de pobreza. Bajo el gobierno de Cristina Kirchner y sus aliados, Alberto Fernández y Sergio Massa, la Argentina consiguió la pobreza de casi la mitad de la población.

Argentina pobreza

Alrededor del 42 por ciento de los argentinos viven en la tasa de pobreza o por debajo de ella, dijo el gobierno. La tasa de pobreza en la nación de 45 millones de personas ha aumentado desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

La pandemia también ha empeorado tres años de profunda recesión económica.

Eduardo David Rodríguez es uno de los más de 18 millones de argentinos que viven en la pobreza. Él trae frutas y verduras para vender en un mercado en Buenos Aires dos veces por semana para ayudar a mantener a su familia. Vive con su esposa y dos de sus cuatro hijos en una pequeña casa en las afueras de la capital del país. No hay baño, agua corriente ni combustible para cocinar.

«Trabajar aquí es duro, esa es la verdad, pero no hay otra opción que venir aquí y traer a la familia el pan de cada día», dijo Rodríguez. Manifestó que gana unos 12.000 pesos, o 60 dólares, cada mes.

Inflación

Para Rodríguez y su esposa, que también trabaja, el ingreso familiar mensual suele rondar los 39.000 pesos. Eso está muy por debajo de la línea de pobreza para una familia de cuatro, alrededor de 67.000 pesos.

Argentina es rica en recursos naturales, desde ganado y maíz hasta gas natural. Pero la inflación, la mala toma de decisiones económicas y los años de crisis de la deuda han debilitado gravemente la economía del país.

«A veces sólo podemos comer tanto. Nosotros no complazca en lujos pero, bueno, gracias a Dios no morir de hambre», dijo la esposa de Rodríguez María. Ella trabaja en el vecindario de la familia limpiando los desagües pluviales, que llevan el agua lejos de las calles.

«A veces tenemos suficiente y otras no».

En su tiempo libre, Rodríguez enseña fútbol, ​​el deporte llamado fútbol en Estados Unidos, a niños de otros hogares pobres. Trabaja para apoyar sus esperanzas de una carrera profesional en el deporte como un escape de la pobreza.

«Me encanta estar con los chicos, y vengo a hacerlo sin ningún compromiso y sin ningún sueldo, lo hago por pasión, porque la verdad es que esto es lo que me mantiene en marcha todos los días», dijo Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico