Argentina, devaluación del peso imparable por dólar altísimo

Argentina, devaluación del peso imparable por dólar altísimo. Banco Central de Argentina prohibió financiación en cuotas de compras en tiendas libres de impuestos, con el peso cediendo ante dólar imparable.

Argentina devaluación peso dólar

El gobierno de Cristina Kirchner y su elegido para la presidencia de Argentina, Alberto Fernández, ha provocado una aceleración de crisis desde la política que ha derramado hacia lo económico, a niveles de deterioro impensables. La devaluación del peso es diaria, frente a una cotización del dólar que robustece.

Las últimas medidas del gobierno peronista solamente están provocando una caída abrupta. Faltan algunos productos básicos, como el papel higiénico, pero también el combustible para el transporte de carga. Alza del dólar provoca mayor inflación, y ya se habla de un proceso de hiperinflación como uno de los logros a cumplir por la fórmula gobernante.

El dólar llegó a cotizarse a 300 pesos argentinos, una brutalidad en términos económicos: la devaluación de la moneda argentina es incesante, en una economía que no tiene precios.

Morgan Stanley emitió alerta acerca de la deriva de la Argentina, al que denominó “Un cambio a la heterodoxia”. Allí los expertos advierten sobre las dificultades que tendrá el gobierno para mantener sin saltos bruscos el tipo de cambio oficial.

“Con reservas de divisas líquidas limitadas, sería difícil para el Gobierno defender las divisas oficiales”. También la entidad financiera norteamericana se refirió en este nuevo análisis desde Wall Street a las negociaciones con el FMI: “En este escenario, cumplir con las metas se convierte en una batalla cuesta arriba”.

Pronósticos

Es probable que el tipo de cambio llamado blue caiga alrededor de un 40%, a 340 pesos por dólar para fin de año, dijo Alejo Costa, jefe de estrategia para Argentina en BTG Pactual. Eso, a su vez, podría llevar al banco central a devaluar el tipo de cambio oficial al menos un 10% hacia fines del tercer trimestre, rompiendo su política de dos años de caída controlada y gradual.

“Argentina puede tener que acelerar la paridad móvil o verse obligada a hacer movimientos únicos en el tipo de cambio”, dijo Alejandro Cuadrado, jefe de estrategia cambiaria para América Latina de BBVA en Nueva York. “Es demasiado ajustado para cumplir con la acumulación de reservas requerida” por el programa del país con el Fondo Monetario Internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.