Argentina, el gobierno populista provoca una inflación galopante

Argentina, el gobierno populista provoca una inflación galopante. El gobierno de Argentina prosigue fracasando en la economía, así como en salud, desbordado por una emisión que aumenta la inflación y la desigualdad.

Argentina gobierno inflación

El gobierno de Argentina anunció un supuesto «acuerdo» con el sector privado para congelar los precios de más de 1.200 bienes de consumo durante tres meses, una medida que intenta frenar la inflación, provocada en mayor medida por una emisión carnavelesca de pesos.

Para los argentinos, esta medida destinada a contener la inflación de más del 37% desde principios de año, es un paso falso, una fotocopia de los fracasos que distinguieron a anteriores gestiones del peronismo en varios momentos de la historia.

Siempre que va al supermercado, Carlos Alcorta nunca sabe realmente cuánto va a tener que gastar. Solo en el último mes, el costo de vida ha vuelto a subir un 3,5% y, a pesar de sus doce horas de trabajo al día, este trabajador ya no lo hace. “De un mes a otro, la diferencia es terrible. Hoy gasté mucho dinero y me voy a casa con solo una pequeña bolsa, señala. Y los sueldos no siguen, no es posible», dijo

El «acuerdo», de carácter voluntario por parte de las empresas, cubre productos de los sectores de alimentación y limpieza en particular. Los precios deben volver a su nivel el 1 de octubre y permanecer hasta el 7 de enero de 2022. Nadie cree en la ingenuidad de esta acción del populismo.

Si Carlos ve con buenos ojos el congelamiento de los precios de 1.200 productos cotidianos durante tres meses, no puede evitar preguntarse: ¿qué sigue? Un poco como Ana Gómez Chirino, que también sale del supermercado. Para esta jubilada esta medida debe ser permanente.

Alimentos

“No es comprensible que los alimentos producidos en el país, como la carne, la leche u otros tengan precios como en el exterior, protesta. Necesitamos un precio asequible para el mercado nacional», desliza.

Argentina ha experimentado una inflación crónica durante dos décadas, con tasas de dos dígitos y una tasa acumulada superior al 52% en los últimos doce meses.

Tras el aumento del salario mínimo y de las asignaciones familiares, esta congelación de precios se enmarca en una serie de medidas a favor del poder adquisitivo decididas en las últimas semanas por el gobierno, que actualmente se encuentra en una posición delicada de cara a las elecciones parlamentarias parlamentarias. 14 de noviembre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico