Argentina, gobierno inesperado socio del terrorismo de Irán

Argentina, gobierno inesperado socio del terrorismo de Irán. Jefe de inteligencia de Paraguay confirmó que uno de los hombres del insólito avión aterrizado en Argentina es terrorista de Irán.

Argentina terrorismo Irán

Paraguay dijo el viernes que uno de los hombres a bordo del avión aterrizado cerca de Buenos Aires desde la semana pasada tiene vínculos con la Fuerza Quds de Irán, lo que contradice al gobierno de Argentina. El grupo citado es una célula terrorista, que en Argentina parece contar con la complicidad del gobierno.

El capitán Gholamreza Ghasemi no solo compartía el nombre con un miembro de la Fuerza, el brazo de operaciones en el extranjero de la Guardia Revolucionaria de Irán, sino que, de hecho, es el mismo hombre, dijo a la AFP el jefe de inteligencia paraguayo, Esteban Aquino.

Los Quds están catalogados como una organización terrorista por los Estados Unidos.

Aquino contradijo al ministro de Seguridad de Argentina, Aníbal Fernández, quien dijo esta semana que no había miembros de la Fuerza Quds en el avión y que Ghasemi simplemente compartió un nombre con alguien en la lista de personas buscadas.

Un avión de carga Boeing 747, que supuestamente transportaba piezas de automóviles, se encuentra retenido en un aeropuerto argentino desde el miércoles de la semana pasada. A sus 14 tripulantes venezolanos y cinco iraníes se les ha impedido salir del país en espera de investigaciones.

El lunes, funcionarios argentinos levantaron sospechas de un vínculo entre el vuelo y la Guardia Revolucionaria.

Tripulación

Paraguay dijo el martes que tenía información de que siete tripulantes del avión, cuando se detuvo allí en mayo, eran miembros de la Fuerza Quds.

El avión pertenece a Emtrasur, una subsidiaria de Conviasa de Venezuela, que está bajo sanciones de Estados Unidos.

Irán ha dicho que el avión fue vendido por Mahan Air de Irán a una empresa venezolana el año pasado.

Mahan Air es acusada por Estados Unidos de vínculos con la Guardia Revolucionaria.

El avión llegó a Argentina procedente de México el 6 de junio. Intentó volar a Uruguay dos días después, pero el país le negó la entrada y regresó a Argentina, donde ha estado en tierra desde entonces.

El ministro del Interior de Uruguay, Luis Alberto Heber, dijo el martes que el país había reaccionado a una “advertencia formal de la inteligencia paraguaya”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.