Argentina, ministro de Seguridad intimida a humorista en Twitter

Argentina, ministro de Seguridad intimida a humorista en Twitter. Aníbal Fernández, el ministro de Seguridad del alicaído peronismo en Argentina, utilizó Twitter para intimidar al humorista gráfico Nik.

Argentina ministro Seguridad Twitter

Paradojas de la Argentina del cuarto gobierno de los Kirchner eñ el vecino país: el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, intimidó vía Twitter al humorista gráfico Nik.

Las opiniones de Nik, contrarias al gobierno, el que viene de la mayor derrota histórica en su historia, parecen haber motivado al ministro Aníbal Fernández a disfrazar una amenaza en formato de tuit. Y fue así que respondió al humorista, revelando con alguna mentira en el medio, además, la casa de estudios de las hijas de Nike.

La intimidación pública es un avance más en la característica más notable del gobierno durante su gestión: el atropello constitucional al sistema democrático.

«Regalar heladeras, garrafas, viajes de egresados, planes, platita, lo que sea, lo que venga. Qué triste no escuchar nunca la palabra TRABAJO, ESFUERZO, FUTURO, PORVENIR. Los va a volver a derrotar la DIGNIDAD del pueblo», escribió Nik.

Ante este comentario, el pesado y no menos flamante ministro de Seguridad de los Kirchner, lanzó una bravuconada intolerable por su rol en el andamiaje institucional. Y dejó caer la impresionante asimetría del Estado contra un ciudadano.

Nik adelanó que presentará una denuncia penal contra el funcionario. Según el diario La Nación, donde reviste el humorista, «contó, además, que sus hijas estuvieron llorando y que él mismo tiene miedo porque no sabe cómo el ministro tiene información personal suya y, lo que es peor, la revela en redes».

“Es un tema serio, no solo por mí sino por todos los ciudadanos de a pie. No es lo mismo luchar contra cualquier persona que con un ministro de Seguridad”, añadió el creador de «Gaturro».

Entre pedidos múltiples de la oposición para que renuncie a su puesto público, Aníbal Fernández señaló luego en Twitter: «No amenacé a nadie. Le dije a Nik que, de sentirse amenazado, me disculpaba. No se me caen los anillos. Solo que no hago daño”. El ministro siguió posteando sobre el episodio, aunque el tuit original ya no podía ser visto en su cuenta.

Si los Kirchner reclutaron a Fernández para distraer y ensuciar la agenda pública, el ministro está respondiendo con creces al mandato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico