Argentina y China, contrato firmado para construir central nuclear

Argentina y China, contrato firmado para construir central nuclear. Este martes Argentina y China firmaron contrato para la construcción de una cuarta usina nuclear, con inversión de 8 billones de dólares.

Argentina China central nuclear

El anuncio de la construcción de la planta Atucha III, que estará ubicada en Lima, 100 km al norte de Buenos Aires, se realizó en vísperas del polémico viaje del debilitado presidente Alberto Fernández a Beijing.

Según el convenio suscrito entre la estatal Nucleoeléctrica Argentina y la Corporación Nacional Nuclear de China, la construcción de la central tipo HPR-100, con 1.200 megavatios de energía eléctrica (MWe) de potencia bruta y una vida útil de 60 años, Generará 7.000 puestos de trabajo y el 40% de los proveedores argentinos.

China, segundo socio comercial de Argentina , será responsable de la ingeniería, construcción, adquisición, puesta en marcha y entrega del Atucha III, cuyo reactor utilizará uranio enriquecido como combustible y agua clara como refrigerante y moderador.

Argentina, pionera regional en este campo desde hace medio siglo, cuenta con otras tres centrales nucleares (Atucha I y II, también en Lima, y ​​Embalse, en Córdoba, en el centro del país), que abastecen hasta el 7,5% de la electricidad del país. , según estimaciones privadas.

El presidente de Nucleoeléctrica Argentina, José Luis Antúnez, dijo que la nueva planta ayudará al país “a satisfacer la demanda de energía eléctrica con energía básica, limpia, segura y sustentable, y a combatir los efectos del cambio climático que afectan al planeta”.

Presidente vacío

El viaje de Fernández por Rusia y China se produce cuando la interna en el oficialismo se evidenció con la renuncia del hijo de la vice a la jefatura legislativa. Máximo Kirchner dejó más débil a la coalición de gobierno peronista, quebrando un frente que comienza a hacer públicas sus diferencias.

El ahora menos cercano acuerdo de Argentina con el FMI para evitar el default ha sido la última piedra del escándalo en el gobierno. Mientras tanto, con el país ardido por la economía, el presidente sale de gira con una comitiva barroca y poco coherente con la austeridad que requiere la hora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *