Asamblea Constituyente de Chile, hora de la verdad

Asamblea Constituyente de Chile, hora de la verdad. La Asamblea Constituyente de Chile comenzó sesiones plenarias que definirán las primeras reglas del texto que reemplazará la matriz institucional.

Chile Asamblea Constituyente

La Asamblea Constituyente de Chile tratará nada menos que 1.275 iniciativas, si se suman las presentadas por los delegados, la sociedad y los representantes de las comunidades de origen. Para aprobar las propuestas se requieren las dos terceras partes de los 154 asambleístas.

Para principios de julio, la tarea debería estar completa. La convención no sólo funciona en una carrera contrarreloj, agotada, entre zigzags, avances y retrocesos, en medio de una creciente campaña de desprestigio por parte de algunos medios. No faltan quienes hablan de la necesidad de un Plan B, ante lo que ven como un proceso deficiente.

La carta de reforma constitucional permitió canalizar parte de las energías sociales que conmocionaron a Chile en noviembre de 2019 con el “estallido”.

La Asamblea, fruto de una consulta popular, fue hegemonizada por la izquierda y la centroizquierda, al punto que la derecha carece de poder de veto. Bajo esta inédita relación de fuerzas, todo ha sido objeto de debate: la temporalidad de los jueces, los modos de inserción global de la economía chilena, el modelo parlamentario, los derechos de la naturaleza y de los animales, la necesidad de una democracia ambiental, la nacionalización del cobre y el agua, la marihuana gratis, el sistema de pensiones, la agenda feminista, la plurinacionalidad, la descentralización, nuevos mecanismos de participación ciudadana, la diversidad y la creación de una red de medios públicos como la BBC.

Polémicas

La presidenta de la Convención Constituyente, María Elisa Quinteros, recibió horas atrás a los impulsores de la norma “Prisión para Sebastián Piñera”, que obtuvo mucho más de las 15.000 firmas necesarias.

“Podemos sufrir si continuamos con las iniciativas que buscan curar heridas de grupos que se sienten relegados como los pueblos originarios y otros de la más extrema izquierda, que buscan la oportunidad de imponer sus ideologías”, advirtió el especialista en Derecho, Winston Alburquenque.

Constanza Schonhaut, una convencional con llegada rápida al electo presidente Gabriel Boric, pareció hablar por el joven que asumirá el 11 de marzo la presidencia, al objetar las propuestas que están “fuera de todo el marco democrático”.

En este contexto instó a sus colegas a hacer “todos los esfuerzos posibles” para “acordar” un horizonte común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *