Ballena azul en Chile, amenazada por industria pesquera

Ballena azul en Chile, amenazada por industria pesquera. Las bahías y fiordos de la costa norte de la Patagonia en Chile son refugios para la ballena azul del Pacífico, más que amenazada por la industria de la pesca.

Chile ballena azul

En estas aguas productivas, la ballena azul busca alimento y amamanta a crías. Sin embargo, esta valiosa área para las ballenas también está sujeta a la pesca industrial pesada, así como a pesquerías artesanales y operaciones de acuicultura más pequeñas.

Las poblaciones de ballenas azules en todo el mundo se clasifican actualmente como en peligro de extinción, ya que solo hay unas 25.000 ballenas azules vivas en la actualidad, menos de una décima parte del número en la era anterior a la caza comercial de ballenas.

Un estudio publicado en febrero encontró que las ballenas en el norte de la Patagonia chilena se ven obligadas a evitar muchos barcos de pesca todos los días, principalmente de operaciones industriales.

Preocupados por la amenaza ecológica provocada por la pesca industrial, los investigadores, liderados por el ecologista Rodrigo Hucke-Gaete de la Universidad Austral de Chile, localizaron áreas de particular importancia para la conservación y la regulación.

Los investigadores estudiaron los factores que hacen de la zona un hábitat especialmente atractivo para las ballenas. También examinaron los efectos de la interacción entre los barcos y las ballenas, y los efectos de la contaminación acústica en la población de ballenas.

Al rastrear los movimientos de las ballenas, Hucke-Gaete y sus colegas encontraron que el tráfico de embarcaciones tiene un efecto debilitante sobre el funcionamiento normal de las ballenas azules.

Pacífico Sur

Las ballenas azules que habitan el Pacífico Sur oriental dependen y migran a los productivos ecosistemas marinos del norte de la Patagonia chilena durante los meses de verano. Existen condiciones ecológicas específicas en esta región que la convierten en un hábitat especialmente atractivo para la ballena azul del Pacífico Sur oriental.

La entrada de agua dulce de los glaciares que se derriten ayuda a establecer una abundante cadena alimentaria, comenzando con la afluencia de nutrientes y materia orgánica que le dan al área una productividad extraordinariamente alta.

Estos nutrientes sustentan una gran cantidad de krill, las pequeñas criaturas parecidas a camarones que forman la base de la dieta de las ballenas azules.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico