Barrios marginales de América Latina luchan contra coronavirus

Barrios marginales de América Latina luchan contra coronavirus. La enfermedad respiratoria se está extendiendo rápidamente por la región, cobrando la vida de más de 31 mil personas e infectando a más de 570 mil.

Barrios marginales coronavirus

En América Latina y el Caribe, alrededor de 113 millones de personas, casi una de cada cinco, viven en barrios marginales, donde los expertos en salud dicen que las tasas de infección por COVID-19 tienden a ser más altas debido a la mala nutrición, las viviendas estrechas y la mala salud.

Muchos habitantes de barrios marginales dicen que han recibido poca o ninguna ayuda del gobierno para ayudarlos a hacer frente a las consecuencias económicas y de salud, dejándolos valerse por sí mismos y por los líderes de la comunidad para llenar los vacíos.

«Es una situación muy trágica en este momento. El estado no está haciendo nada significativo», dijo Alessandra Orofino, directora de Nossas, una organización brasileña sin fines de lucro, que trabaja en favelas y crea herramientas tecnológicas para los movimientos sociales.

Con acceso limitado al saneamiento y millones de personas hacinadas en lugares cerrados, los barrios marginales latinoamericanos son especialmente vulnerables a la pandemia, dicen los expertos en salud.

«En aquellos lugares donde hay alta densidad humana y hacinamiento es el ambiente perfecto para la transmisión», dijo Federico Costa, experto en enfermedades infecciosas y profesor de la Universidad Federal de Bahía, en Brasil.

En los barrios pobres de la capital argentina, Buenos Aires, por ejemplo, las tasas de infección por COVID-19 son casi un 30% más altas que en otras partes de la ciudad, según muestran las cifras del gobierno.

Chile ha anunciado transferencias de efectivo de emergencia que llegarán a alrededor de 4.5 millones de personas, y la República Dominicana ha asignado pagos en efectivo a 1.5 millones de familias.

Mientras tanto, Argentina, Ecuador y Colombia han prohibido el cierre de servicios públicos para los inquilinos que no cumplen con el pago durante la pandemia, y en Perú se les dijo a los hogares de bajos ingresos que podían posponer el pago de las facturas de servicios públicos.

Pero muchos habitantes de barrios marginales, estas medidas no son suficientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.