Boric recibió a la nueva oposición en Chile

Boric recibió a la nueva oposición en Chile. La nueva oposición en Chile celebró el primer encuentro con el presidente electo Gabriel Boric como una “buena señal”.

Chile Boric oposición

Los partidos de la actual coalición derechista gobernante “Chile Vamos” fueron recibidos por el presidente electo, Gabriel Boric, con quien dialogaron sobre su rol en la próxima administración y temas “urgentes”, como la violencia en el sur del país.

“Es una buena señal. Venimos con espíritu constructivo, seremos una oposición constructiva, no venimos con espíritu destructivo”, dijo el líder de la ultraconservadora Unión Democrática Independiente (UDI), Javier Macaya, al término del encuentro.

A la reunión, que duró cerca de 90 minutos, asistieron tanto el futuro gobernante como los presidentes y secretarios generales de los partidos que conformarán el bloque opositor, con excepción de los representantes de Renovación Nacional (RN), a quienes se les notificó como contactos estrechos por covid-19 tras el positivo de uno de sus parlamentarios.

El encuentro tuvo como ejes principales la relación que mantendrá la derecha con el futuro gobierno , que asumirá el mando el 11 de marzo, su papel en un Congreso dividido y aspectos más coyunturales como la violencia en la zona sur, que la víspera dejaste dos fallecidos tras disparos perpetrados por desconocidos.

“Esperamos que, con señales como la que estamos dando hoy, en nuestro país el clima esté mejorando” , agregó Macaya.

Perfil presidencial

Boric se define ecologista, feminista y regionalista y quiere ampliar el papel del Estado hacia un modelo de bienestar similar al europeo.

Será el presidente más izquierdista desde el gobierno del derrocado Salvador Allende (1970-1973) y el primero que no forma parte de los dos grandes bloques que compartieron el poder desde el retorno a la democracia en 1990.

Durante su mandato de cuatro años, Boric tendrá que lidiar con un país social y políticamente agitado, así como abatido tanto sanitario como económico por la pandemia de covid-19.

Además, estará a cargo de llevar a buen término el actual proceso constitucional que busca dejar atrás la Carta Fundamental heredada de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), junto con impulsar reformas estructurales para lo cual contará con una débil oposición, que busca surgir con un nuevo liderazgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.