Brasil, ahora Lula encabeza cruzada anti corrupción

Brasil, ahora Lula encabeza cruzada anti corrupción. El candidato nuevamente a la presidencia de Brasil, Lula, promete castigar la corrupción si es elegido en octubre, dijo en campaña.

Brasil Lula corrupción

El expresidente izquierdista de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, quien pasó 19 meses en prisión por condenas por soborno, prometió el jueves tomar medidas enérgicas contra la corrupción si es elegido en las elecciones de octubre en Brasil.

Lula dijo que crearía nuevos mecanismos para investigar a cualquier miembro de su gobierno acusado de corrupción y castigarlo si se prueba su culpabilidad.

“Quien se equivoque, lo pagará, puede estar seguro”, dijo en una entrevista con el Jornal Nacional de TV Globo, el noticiero de mayor audiencia en Brasil.

Lula, quien gobernó Brasil de 2003 a 2010, fue encarcelado en la mayor investigación de corrupción del país que encarceló a decenas de políticos y empresarios por corrupción y sobornos. Posteriormente, sus condenas fueron anuladas, lo que le permitió postularse nuevamente para el cargo.

“Quiero volver a hacer las cosas mejor esta vez”, dijo, admitiendo los errores de su sucesora elegida por el Partido de los Trabajadores, Dilma Rousseff, quien fue acusada en medio de una recesión.

Lula tiene una ventaja de dos dígitos en las encuestas de opinión sobre su rival de extrema derecha, el presidente Jair Bolsonaro, en la contienda más polarizada de Brasil en décadas.

Prometió crear empleos y restaurar un crecimiento sólido en la economía más grande de América Latina si gana, y se comprometió a gobernar con “credibilidad, previsibilidad y estabilidad”.

Lobby agrícola

Lula dijo que al poderoso sector agrícola de Brasil le había ido bien durante sus dos mandatos como presidente, cuando Brasil disfrutó de un auge de las materias primas. Bolsonaro, que cuenta con el respaldo del lobby agrícola, ha flexibilizado las normas ambientales y congelado los reclamos de tierras indígenas.

Si algunos agricultores estaban en su contra, dijo Lula, es porque se opone a la destrucción de la selva, pero los agroexportadores “serios” estaban en contra de la deforestación ilegal.

“Lo que necesitamos es aprovechar correctamente nuestra biodiversidad y generar empleo en la Amazonía”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *