Brasil intenta limitar gasto en subsidios con el combustible

Brasil intenta limitar gasto en subsidios con el combustible. Ministerio de Economía de Brasil intenta limitar el gasto en subsidios relacionados con el combustible.

Brasil subsidios combustible

El Ministerio de Economía de Brasil está tratando de limitar el costo de los mayores subsidios al gas para cocinar y un nuevo programa de transferencia de efectivo para camioneros, que el gobierno contempla como una forma de aliviar el impacto de los altos precios de los combustibles en un año electoral, dijeron cinco fuentes familiarizadas con el asunto.

El ministerio quiere que las dos medidas cuesten entre 4.000 y 6.000 millones de reales (entre 770 y 1.200 millones de dólares) este año, según dos de las fuentes, que solicitaron el anonimato porque las discusiones son preliminares.

La idea es que estas medidas sean parte de una enmienda propuesta a la constitución de Brasil, que incluirá propuestas ya anunciadas por el gobierno, como impuestos federales más bajos a los combustibles y compensación a los estados por los impuestos estatales a los combustibles a los que renuncian.

El Ministerio de Economía, que no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios, no quiere que el costo total del paquete, que efectivamente eludirá un límite constitucional de gastos, supere los 50.000 millones de reales, dijeron las fuentes.

Bolsonaro

Anteriormente, el ministerio estaba en contra del intento de eludir el tope. Pero el presidente Jair Bolsonaro ha estado presionando por un alivio de la inflación mientras va detrás del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva en las encuestas para las elecciones de este año, que están programadas para octubre.

Al incluir las medidas en una enmienda constitucional, el gobierno también busca eludir la legislación existente que prohíbe en gran medida la creación de nuevos beneficios en los últimos seis meses de un mandato presidencial.

Todas las fuentes indicaron que aún no está definido el formato final de las medidas.

Paulo Guedes

Uno de ellos dijo que el ministro de Economía, Paulo Guedes, quería un máximo de 2.000 millones de reales para subsidios adicionales de gas para cocinar y 4.000 millones de reales para los camioneros, muchos de los cuales son fieles seguidores de Bolsonaro.

Una de las alternativas sobre la mesa consiste en otorgar un pago de ayuda mensual de 600 reales a los camioneros, con un costo total de 3.000 millones de reales. Otra fuente indicó que un beneficio de 1.000 reales cabría en el presupuesto si se pagara solo a 600.000 camioneros, aunque el ministerio no sugirió el monto.

Las medidas cobraron mayor fuerza después de que la petrolera estatal Petrobras (PETR4.SA) anunciara la semana pasada que subiría los precios de la gasolina y el diésel, lo que provocó protestas generalizadas en el mundo político y agregó presión a la inflación que alcanzó el 11,7% en los 12 meses hasta mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.