Brasil, reducen pronóstico de inflación para 2022

economía brasilera 2022

Brasil, reducen pronóstico de inflación para 2022. El mercado financiero de Brasil redujo su pronóstico de inflación para 2022, bajando de 5,71  al 5,62 por ciento, mientras se elige nuevo presidente.

economía brasilera 2022

Brasil inflación 2022

Brasil redujo su pronóstico de inflación para 2022 de 5,71 por ciento a 5,62 por ciento, marcando la decimosexta vez consecutiva que los economistas han reducido la inflación esperada, dijo el lunes el Banco Central del país.

Según la encuesta semanal del banco a las principales instituciones financieras del país, los analistas financieros también redujeron su pronóstico de inflación para 2023 del 5 por ciento al 4,97 por ciento.

La meta de inflación del banco es de 3,50 por ciento para 2022 y 3,25 por ciento para 2023, con un margen de tolerancia de 1,5 puntos porcentuales en ambos casos.

Los analistas mejoraron sus pronósticos de crecimiento económico, de 2,70 por ciento a 2,71 por ciento para 2022 y de 0,54 por ciento a 0,59 por ciento para 2023.

A principios de este año, la previsión de crecimiento del PIB era de 0,28 por ciento para 2022.

Con respecto a la tasa de interés de referencia, actualmente en 13,75 por ciento anual, los analistas dijeron que esperan que se mantenga sin cambios en 2022 y disminuya gradualmente a 11,25 por ciento para fines de 2023.

Se espera que la moneda de Brasil, que actualmente se cotiza a 5,29 reales por dólar estadounidense, se cotice a 5,20 reales por dólar a fines de este año y el próximo.

Se prevé que la balanza comercial (exportaciones e importaciones) tenga un superávit de 60.000 millones de dólares estadounidenses tanto en 2022 como en 2023.

Se espera que la inversión extranjera directa en Brasil alcance los 66.000 millones de dólares en 2022 y los 67.340 millones de dólares en 2023.

2023

Factores vinculados a la guerra en Ucrania, como el aumento de los precios del petróleo y la mayor demanda internacional, han estado elevando los precios de los alimentos en Brasil.

La inflación de alimentos en el país aumentó mucho más rápido que la inflación general a principios de este año y ahora se ha ido desacelerando a un ritmo más lento. Pero hay buenas noticias, ya que los brasileños podrían seguir sintiendo en sus bolsillos la caída de los precios de los alimentos registrada en septiembre al menos hasta el primer trimestre del próximo año, si el clima ayuda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *