Brasil y China, confianza intacta para ministra de Agricultura

Brasil y China, confianza intacta para ministra de Agricultura. Los lazos entre Brasil y China están marcados por la confianza, dice la ministra de agricultura de Brasil, Tereza Cristina.

Brasil China Agricultura

Brasil y China han construido una relación marcada por la confianza y comparten una larga asociación en la agroindustria, así como desafíos similares, como mejorar la vida rural y promover la agricultura sostenible, dijo este jueves la ministra de Agricultura brasileña, Tereza Cristina.

Los dos países mantienen «una relación de confianza en la entrega infalible, con calidad, seguridad y sostenibilidad», dijo Cristina, durante una videoconferencia como parte de la apertura del Diálogo Brasil-China sobre Agricultura Sostenible, organizado por el Consejo Empresarial Brasil-China y Instituto de Finanzas y Sostenibilidad de China (IFS).

Brasil ve el potencial para expandir y diversificar sus exportaciones al mercado chino, y «somos plenamente conscientes de que los consumidores en China, como los de Brasil, están cada vez más preocupados por los temas de sostenibilidad», dijo Cristina.

Hoy, Brasil abastece de productos agrícolas a más de mil millones de personas en 180 mercados, lo que significa que «de cada cuatro platos de comida que se sirven en el mundo, uno tiene ingredientes originarios de Brasil», según el ministro.

Desde la década de 1970, la producción de cereales de Brasil ha aumentado en aproximadamente un 400 por ciento, mientras que su tierra de cultivo ha crecido en un 40 por ciento.

Pero el cambio climático, que afecta directamente a los agricultores, amenaza con «impactos nocivos en la seguridad alimentaria y la preservación de la biodiversidad», por lo que es fundamental priorizar la reducción de los gases de efecto invernadero globales, especialmente de los combustibles fósiles, dijo Cristina.

«La sustentabilidad tiene tres pilares inseparables: ambiental, económico y social. Con nuestros aumentos en la productividad, podemos traer alimentos baratos al mundo», dijo.

«Brasil, como China, enfrenta el desafío de mejorar la vida de quienes viven en el campo, brindándoles condiciones similares a las de la población urbana. China ha trabajado arduamente para combatir la pobreza extrema en el campo en los últimos años, logrando un gran éxito ”, señaló la ministra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *