Brasil y EE. UU. contra exportaciones ilegales madereras del Amazonas

Brasil y EE. UU. contra exportaciones ilegales madereras del Amazonas. Gobiernos de Brasil y EE.UU. están uniendo fueras para combatir en conjunto las exportaciones de madera ilegal del Amazonas.

Brasil EE. UU. exportaciones Amazonas

Las conversaciones se llevaron a cabo al margen de una reunión el jueves en la Cumbre de las Américas entre el enviado presidencial especial de EE. UU. para el clima, John Kerry, y el ministro de Justicia y Seguridad Pública de Brasil, Anderson Torres, y el ministro de Medio Ambiente, Joaquim Leite.

Los detalles del acuerdo de cooperación aún no se han definido, dijo Torres a Reuters el viernes, pero un posible acuerdo de colaboración implicaría el apoyo de Estados Unidos, especialmente en el área de inteligencia.

Torres dijo que la asociación también podría implicar recursos para establecer bases en la Amazonía, y agregó que en las próximas semanas debería programarse una reunión técnica para definir su modelo.

“Creo que si comenzamos a trabajar más juntos, esta colaboración implicará el intercambio de inteligencia e información, la investigación de estas rutas de la madera”, dijo Torres.

El encuentro con Kerry abordó varios temas de la política ambiental brasileña, pero se centró en las políticas de combate al crimen organizado en la Amazonía, que incluye la extracción y venta ilegal de madera, pero también la minería y otros delitos.

Brasil ha enfrentado críticas internacionales por su manejo de la deforestación ilegal en el Amazonas y otros problemas ambientales. La deforestación de la Amazonía brasileña en 2021 aumentó al nivel más alto en 15 años, según estadísticas oficiales del gobierno.

Punto crítico

Tres cuartas partes de la selva amazónica pueden estar acercándose rápidamente a un «punto de inflexión» que, de superarse, podría convertir el bioma tropical crítico del mundo en una sabana relativamente seca en unas pocas décadas, según una nueva investigación publicada hoy en la revista Nature Climate Change.

Durante años, los investigadores han utilizado modelos complicados para proyectar si la región podría cruzar ese umbral o cuándo. Lo nuevo de esta investigación es su dependencia de los datos satelitales para medir los cambios en la rapidez con que los bosques se recuperan después de una sequía, un incendio o la actividad humana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *