Calzado sostenible, Lane Eight con huella de carbono cero para 2030

Calzado sostenible, Lane Eight con huella de carbono cero para 2030. La marca disruptiva de calzado sostenible Lane Eight, conocida por diseños versátiles, anunció meta cero en huella de carbono.

Calzado sostenible Lane Eight

Lane Eight continúa ampliando su compromiso de minimizar el impacto de la marca en el planeta al asociarse con Carbonfact para lograr una evaluación real de su huella de carbono, como parte de su viaje a Net Zero. Cada vez se trata más de un calzado sostenible.

Desarrollado priorizando tanto el rendimiento como la sostenibilidad, el calzado está fabricado con materiales naturales como eucalipto y algas, y materiales reciclados o las mejores alternativas disponibles para combatir el impacto habitual que tiene la extracción y el procesamiento de materiales para un par de zapatos.

Como parte de esta misión, la marca se ha asociado con Carbonfact, una empresa dedicada a descarbonizar la industria de la moda evaluando el impacto ambiental de los productos, midiendo regularmente su impacto de carbono y compartiendo su progreso con todas las industrias y comunidades para alentarlos a hacer lo mismo.

«La metodología de Carbonfact sigue los ‘Product Environmental Footprint Pilots’ desarrollados por la Comisión Europea. Nuestro objetivo es ser parte del desarrollo de estándares integrales para la industria de la ropa deportiva», dice Josh Shorrock , cofundador de la empresa.

«Si bien reconocemos que hoy en día es prácticamente imposible crear un calzado de rendimiento que sea neutral en carbono, nos esforzamos por reducir continuamente nuestra huella hasta llegar a un cero neto global».

Carbonfact

En colaboración con Carbonfact, la marca ha calculado la huella de carbono de sus zapatillas Trainer AD 1 y HIIT Trainer. Estos cálculos tomaron en cuenta los materiales, la producción, la logística, el uso del producto y la eliminación del producto al final de su vida útil. Los resultados mostraron que los zapatos tienen una huella de carbono reducida entre un 28 y un 38 % menos que el calzado comparable.

«Nuestro objetivo como marca siempre ha sido crear un calzado que no solo sea de fácil acceso para el consumidor cotidiano, sino que también altere los estándares actuales de la industria por lo que se considera consciente del medio ambiente», dice James Shorrock, el otro cofundador.

«Nos esforzamos constantemente para impulsar nuestros estándares y desarrollar innovaciones que garanticen que ofrecemos un producto de calidad mientras utilizamos procesos innovadores para reducir nuestro impacto tanto como sea posible».

También se tiene en cuenta el embalaje, ya que la marca utiliza papel reciclado posconsumo para el embalaje y reduce la cantidad de embalaje utilizado mediante la eliminación de materiales de embalaje no esenciales. Además, la marca ha introducido bolsas de envío solubles en agua y biodegradables producidas por Invisible Co. para reducir aún más su impacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.