Chaleco López, chileno salva de milagro continuidad en Dakar 23

Chaleco López, chileno salva de milagro continuidad en Dakar 23. Dramática historia superó el piloto chileno Chaleco López este martes en el Dakar 23, casi arrollado por una crecida de río.

Chaleco López Dakar 23

Las situaciones extremas del Dakar 2023 las vivió el chileno Chaleco López, quien salvó milagrosamente su coche pero también su vida. Por eso este rally es la competición más exigente del planeta.

Parece increíble que esta carrera diseñada para realizarse en el desierto y que a partir de 2020 se realiza en el vasto desierto de Arabia Saudita, la lluvia sorprendió con su presencia en la tercera etapa entre AlUla y Hail.

Y aquí, donde el agua escasea durante las cuatro estaciones del año, las tormentas golpean el campamento de Dakar. Nada peor que esta condición climática para una ciudad itinerante de casi 3.000 habitantes y diseñada para funcionar sobre arena seca.

Pero las complicaciones vividas en el vivac, entre tiendas, campers y talleres móviles, han quedado eclipsadas por lo vivido en carrera.

El agua sorprendió de tal manera que casi se lleva, en una corriente torrencial, a Francisco “Chaleco” López, el ídolo de Chile en el mundial de Dakar. Ex motociclista, ahora compite en Sude by Side, los vehículos ligeros.

Las imágenes tomadas desde el helicóptero son impresionantes. El agua corría cuando el UTV de López comenzó a flotar y se deslizó hacia el río. Allí tanto Chaleco como su navegante, Juan Pablo Latrach Vinagre, hicieron todo lo posible por salvar el vehículo.

Testimonio

“El río no era profundo, pero fluía mucho. Estaba listo para abrir la puerta si la profundidad me sorprendía. Pero de repente el agua llegó al techo y el carro empezó a flotar. Ahí me desesperé por salvar el carro. Era lo único en lo que pensaba” dijo Chaleco.

El chileno dejó su vehículo en el box del campo del equipo y aprovechó para hablar, a pesar de estar empapado en la fría noche árabe. Nada más bajarse del auto, de inmediato le mostraron las imágenes que recorren el mundo. Sostuvo su cabeza mientras miraba una increíble historia de la que fue protagonista hace unas cinco horas.

“Es realmente increíble, pero te aseguro que es más difícil vivirlo allí en el río. Lo pasamos muy mal. En un minuto pensé, como buen capitán, en hundirme con el coche. Lo miré y pensé que me lo perdí. Y pensé, cuando el auto comenzó a flotar, ella se deslizó hacia la orilla del río. Y ahí llegó Juan Pablo, y lo llevamos”, dijo apasionado el conductor chileno.

Aventura

“Es otra aventura. Viví cosas difíciles en el Dakar, pero fue increíble. Me alegro de no haber perdido el coche. Ahora sabemos que tenemos que trabajar mucho, está lleno de arena. Hay que ser optimista, darse una ducha y esperar a mañana”, comentó.

El agua sorprendió a todos. También a la organización, que decidió acortar la etapa cuando los líderes en moto ya habían completado el recorrido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *