Chile activa ley migratoria en Colchane, caos en la frontera

Chile activa ley migratoria en Colchane, caos en la frontera. Colchane, en la frontera de Chile con Bolivia, vivió domingo caliente con la ejecución de la nueva ley migratoria de la administración Piñera.

Chile Colchane frontera

En Colchane, en la frontera con Bolivia, en la provincia de Tamarugal, decenas de migrantes abarrotaron el paso fronterizo sin tener certeza que se les permita ingresar a Chile y temiendo que los devuelvan a Bolivia.

Luego de los incidentes en Iquique entró en vigor la nueva ley de inmigración impulsada por el presidente Piñera para endurecer las restricciones de cruce en las fronteras de Chile.

Las medidas se implementaron luego de dos días de huelgas y paros de camioneros que reclamaban más seguridad en las vías y el cese de la migración por rutas clandestinas, tras la muerte el jueves de uno de ellos en un presunto enfrentamiento con un grupo de extranjeros.

A pesar que la nueva ley de inmigración técnicamente entró en vigor en 2021, en realidad no había sido aprobada oficialmente hasta que se publicó el sábado en el diario oficial. Esto facilita las expulsiones e incluso las “devoluciones en caliente” de migrantes de regreso a través de la frontera sin someterlos a procedimientos judiciales.

Decenas de migrantes dijeron que la policía chilena los sometió el domingo a un proceso de autoexposición en el que, de comprobarse que tenían antecedentes penales, serían devueltos a Bolivia.

Sin embargo, durante la mañana, el recinto fronterizo de Colchane cerró por completo sus puertas, desatando así una manifestación de familiares y viajeros que habían pasado la noche a la intemperie a pesar de haberse realizado pruebas PCR para detectar a alguno de ellos contagiado con el coronavirus.

“No hay razón para que paguemos por los crímenes de otras personas. Hay delincuentes en todas partes, independientemente de su nacionalidad. Vinimos aquí a sacar adelante a nuestras familias”, dijo a Andrea Durán, una joven venezolana, mientras protestaba junto a su hijo por las acciones chilenas.

Chile expulsó a un total de 39 adultos y un número desconocido de niños de regreso a Bolivia, aunque las autoridades de ese país no aclararon si serían aceptados allí o no.

El caos también estalló en el campamento temporal instalado por el gobierno para dar albergue a los migrantes en Colchane, luego de que los paros de los transportistas impidieran que los extranjeros fueran transportados a alojamientos de mayor duración.

Altiplano

Los pasos fronterizos en el altiplano norte de Chile continúan siendo las principales zonas de entrada de la migración ilegal a Chile, que, a pesar de la pandemia de coronavirus y la crisis social de 2019, sigue siendo uno de los países más atractivos de América Latina para los migrantes debido a su relativa estabilidad política y económica.

En total, hay 1,4 millones de migrantes en Chile, equivalente al 7 por ciento de la población del país, siendo los venezolanos los más numerosos seguidos de los peruanos, haitianos y colombianos.

Luego de dos días de paros de camioneros, el tráfico volvió a la normalidad en la mayor parte de la región excepto en Tarapacá, donde se mantuvieron las manifestaciones y el bloqueo parcial de un aeropuerto regional, paralizando la mayoría de los vuelos de entrada y salida.

Gobernadores

Simultáneamente, en un comunicado, los gobernadores de Arica, Tarapacá y Antofagasta, las tres regiones más septentrionales de Chile, llamaron al gobierno chileno a incrementar la presencia policial y los recursos e infraestructura destinados a combatir el crimen.

“Exigimos al gobierno que resuelva este conflicto de manera seria y responsable, implementando con urgencia las medidas anunciadas”, dijeron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *