Chile, barrio Cerro Chuño polémico por donde sea

Chile, barrio Cerro Chuño polémico por donde sea. Barrio Cerro Chuño en Arica, al norte de Chile, se ha hecho famoso y polémico por contaminación ambiental y la peligrosa actividad delictiva.

Chile Cerro Chuño barrio

Mireia Godoy, de 74 años, ya no recuerda cómo se llamaba su barrio cuando llegó hace más de 20 años. “Ahora lo llamaron Cerro Chuño y aquí nadie quiere venir. Antes teníamos buses y todo a la puerta de nuestra casa”, dijo la moradora de Arica, al norte de Chile.

Parece como si una guerra hubiera asolado la calle principal de Cerro Chuño, un barrrio de emergencia ubicado al este de Arica, y casi enterrado en al borde del desierto de Atacama. Su pavimento agrietado está sembrado de basura y una gruesa capa de polvo marrón cubre los pocos negocios que permanecen abiertos.

Sin embargo, debajo del polvo yace un secreto mortal: Cerro Chuño está altamente contaminado con plomo y arsénico, entre otros metales pesados ​​que pueden causar graves problemas de salud.

“Pregúntame por mis enfermedades, las tengo todas”, se ríe melancólicamente Godoy, enumerando los problemas de huesos, corazón, piernas y manos.

“Todo por el plomo”, explica. “Por el basurero tóxico donde jugaban nuestros hijos. Cuántos niños deben haber muerto aquí”.

Migrantes y refugiados

Construido a principios de la década de 1990, cuando la dictadura del general Augusto Pinochet llegaba a su fin, Cerro Chuño se ha convertido en un hogar para migrantes y refugiados de toda América Latina. Pero gracias a los efectos a largo plazo de un acuerdo minero internacional, Cerro Chuño también es un sitio de contaminación ambiental, lo que genera problemas de salud, inestabilidad y actividad delictiva.

El gobierno de Chile ha tomado medidas en los últimos meses para desbaratar las redes criminales que se han arraigado en Cerro Chuño. Una facción de la pandilla Tren de Aragua, con sede en Venezuela, ha estado utilizando el barrio como su sede en Chile para el tráfico de drogas y personas, así como para la extorsión de migrantes y refugiados y la tortura.

La pandilla tiene la reputación de ser una de las organizaciones criminales más violentas de América Latina. Después de una importante operación para acabar con la facción en julio, la policía de Arica ha seguido realizando redadas en Cerro Chuño, incluida una el 16 de enero.

Pero poco se ha hecho para contrarrestar la crisis ambiental en el área.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *