Chile busca exportar energía en Asia mediante cable submarino

Chile busca exportar energía en Asia mediante cable submarino. Proyecto Antípodas en Chile busca transmitir entre 200 y 600 GW para Asia, aunque todavía no hay estudios de factibilidad ni financiamiento.

Chile energía Asia

La ciudad de Iquique se encuentra entre el desierto de Atacama y el Océano Pacífico. Chile espera explotar el alto potencial de radiación de Atacama para aumentar su capacidad solar y exportar energía a Asia, pero muchos consideran inviable el proyecto de cable submarino Antípodas, de 20.000 km de longitud.

Las fuentes de energía renovables juegan un papel central para los países en desarrollo en sus transiciones energéticas, y Chile no es la excepción. Habiendo logrado grandes avances en los últimos años, incluido un crecimiento considerable en su capacidad solar, el país ahora quiere exportar su energía a Asia, a través de un cable de 20,000 kilómetros bajo el Océano Pacífico.

Si suena ambicioso es porque lo es: el proyecto Antípodas, como ha sido bautizado, es algo que nunca antes se había hecho a tal escala. “Este proyecto nos permitirá compartir con los países de Asia Pacífico la energía solar limpia, confiable y renovable que podemos producir en Chile durante el día, para atender la demanda eléctrica nocturna de algunos países asiáticos, reemplazando energías contaminantes por energías limpias y renovables”, dijo el presidente saliente de Chile, Sebastián Piñera, en una cumbre virtual de líderes en la reunión de Cooperación Económica Asia-Pacífico en noviembre pasado.

“A través de este proyecto estaremos aprovechando la distancia entre nuestros países, que muchas veces se ve como un obstáculo para nuestra integración, como una ventaja que nos permitirá producir y consumir energía solar las 24 horas del día”, agregó.

Atacama

La idea es producir entre 200 y 600 gigavatios (GW) en el desierto de Atacama, conocido como el desierto más seco del mundo, y también uno de los mejores lugares para generar energía solar en el planeta debido a sus altos niveles de radiación solar. Esta energía se exportaría luego a los países asiáticos a través del nuevo cable submarino.

El gobierno chileno afirma que el proyecto también podría tener el potencial de reducir las emisiones globales totales de CO2 hasta en un 4,5%, o más de 1.600 millones de toneladas por año, al reemplazar la energía contaminante con energía renovable.

Previo a la cumbre virtual, Piñera se pronunció sobre el proyecto en el Encuentro Nacional Empresarial (Enade) 2021, realizado en la capital, Santiago, donde también aseguró que primero es necesario realizar estudios y crear alianzas con naciones asiáticas para su concreción.

Proyecto

Fuentes del Ministerio de Energía dijeron que aún no hay información pública sobre el proyecto Antípodas y que aún está en estudio. Aun así, los expertos dicen que actualmente no es factible por varias razones.

“Nadie puede responder si es posible porque no hay un estudio que lo confirme”, dijo Claudia Rahmann, directora del Centro de Investigaciones de Energía Solar (SERC) y académica del departamento de ingeniería eléctrica de la Universidad de Chile. También hay aún más incertidumbre en torno al tamaño significativo de este proyecto, agrega, con pocos estudios que puedan certificar la estabilidad y el control necesarios para operarlo de manera segura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.