Chile, cómo combinar energías renovables y baterías

Chile, cómo combinar energías renovables y baterías. Al norte de Chile Engie está construyendo dos sistemas de almacenamiento de energía en baterías con recursos renovables en plantas solares.

Chile energías renovables baterías

En el norte de Chile el Grupo Engie está construyendo dos sistemas de almacenamiento de energía en baterías (BESS) para complementar las plantas solares de Coya y Tamaya.

Estos dos parques, junto con Sun Valley en Estados Unidos, muestran la experiencia del Grupo en el almacenamiento de baterías asociado a activos renovables. Estos proyectos se alinean con el objetivo del Grupo de instalar 10 GW de capacidad de baterías para 2030.

El 13 de abril de 2023 inició operación comercial la planta de energía solar Coya. Con una capacidad instalada de 181 megavatios, puede abastecer de electricidad a 73.000 hogares, lo que lo convierte en el parque de producción de energía renovable más grande del portafolio chileno del Grupo.

Para mejorar la eficiencia general del sistema, ENGIE está construyendo un sistema de almacenamiento de energía en batería que almacenará la electricidad generada durante la noche para su consumo a la mañana siguiente.

Todas las baterías estarán operativas en marzo de 2024, constituyendo el mayor parque de baterías del Grupo con 200 MW (además de la planta de Vilvoorde en Bélgica, cuyo inicio de operaciones está previsto para 2025).

Energía solar

Ubicado a 70 kilómetros de distancia, actualmente se encuentra en construcción el sistema de almacenamiento en baterías de Tamaya, con una capacidad de 68 MW. Conectado a una planta de energía solar de 114 MW en funcionamiento desde febrero de 2022, ayudará a evitar la emisión de más de 42.000 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a retirar de la circulación aproximadamente 14.500 vehículos de propulsión térmica. Se espera que esté operativo en el primer semestre de 2025.

“En conjunto, estos proyectos representarán una capacidad de almacenamiento de un GWh, equivalente a liberar un gigavatio de electricidad durante una hora cuando las baterías estén completamente cargadas. Creemos que esta tecnología es esencial para descarbonizar el mix energético, ya que aumenta la flexibilidad y proporciona una mayor seguridad de suministro. Estamos muy orgullosos de seguir avanzando para acelerar la transición energética”.
Rosaline Corinthien, directora general de ENGIE Chile.

El gobierno chileno se ha comprometido con una ambiciosa trayectoria de carbono neto cero. El país aspira a cubrir el 70% de sus necesidades energéticas con energías renovables para 2030, y ENGIE, como cuarto mayor productor del país, es más que nunca un actor clave para afrontar este desafío y apoyar la transición hacia un sistema energético descarbonizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *