Chile, cómo es la película Brujería de los hermanos Larraín

la voz chile

Chile, cómo es la película Brujería de los hermanos Larraín. La película de resistencia indígena en Chile, Witchcraft (Brujería), producida por los hermanos Larraín, se estrena en Sundance.

la voz chile

Chile película Brujería Larraín

Fábula, productora de Chile de los hermanos Larraín, y la alemana The Match Factory, presentarán la película Witchcraft (Brujería), inquietante estreno para festival Sundance. La película dirigida por Christopher Murray explora la resistencia indígena a través de la brujería a finales del siglo XIX, en Chile.

Ambientada en 1880, en la remota isla de Chiloé, la película dramática sigue el viaje de la niña indígena Huilliche Rosa mientras busca justicia por el asesinato de su padre a manos de un criador de ovejas, colono alemán.

Rosa, interpretada por la debutante Valentina Véliz Caileo, renuncia a su educación cristiana y busca al líder de una organización indígena que practica la brujería, interpretado por el galardonado actor veterano Daniel Antivilo.

Él le enseña el arte de la hechicería y ella usa sus nuevas habilidades para vengarse, pero sus actos conducen a una represión brutal por parte de las autoridades cristianas chilenas de la isla, lo que desata más poderes latentes dentro de la niña.

Anunciada como una fantasía oscura y colonial, la película tiene sus raíces en el conflicto histórico entre los colonos alemanes y el pueblo huilliche en Chiloé a fines del siglo XIX. Rstá inspirada en un caso judicial de la vida real que enfrenta al Estado de Chile contra miembros de la llamada organización de brujería “Recta Provincia”.

Nativos y colonos

“Sabía que había una historia que necesitaba ser contada”, dice Murray. “La persecución de la justicia chilena contra una organización de brujería contenía en sí misma toda la profundidad para enfrentar el violento proceso de colonización del Estado moderno sobre las comunidades nativas de la zona. Un proyecto de aniquilamiento de cosmovisiones que buscaba construir un mundo sobre otro».

También explica que “este proceso de colonización me interesa no solo como un enfrentamiento de fuerzas externas, sino también desde una dimensión íntima; manifestada en cuerpos, emociones, creencias y vínculos. En esta historia, la brujería adquiere un significado profundo: una fuerza capaz de transformar, empoderar y crear nuevas formas de relación. La hechicería como resistencia al proyecto colonizador que se manifiesta fuera y dentro de Rosa”.

Chiloé

Murray pasó tres años visitando la isla de Chiloé de vez en cuando, pasando tiempo con sus habitantes indígenas como investigación para el guión, coescrito con Pablo Paredes.

El drama es el cuarto largometraje de Murray después de The Blind Christ, que debutó en competencia en Venecia en 2016; los documentales Propaganda y Dios, que se estrenó en el Visions du Réel de Suiza, y el debut de Manuel de Ribera, obra conjunta que se representó en Róterdam.

La película fue producida por Juan de Dios Larraín, el productor y hermano del director Pablo Larraín y Rocío Jadua en Fábula, con sede en Santiago, así como Nicolás Celis en Pimienta Films en México. Viola Fügen y Michael Weber en The Match Factory se llevan los créditos de coproductores.

La película se estrena en la competencia mundial de Cine Dramático de Sundance.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *