Chile, consorcio con Alemania busca reducir arsénico en cobre

Chile, consorcio con Alemania busca reducir arsénico en cobre. Cómo es el proyecto de consorcio entre Chile y Alemania, ReAK, que pretende la reducción de arsénico en concentrado de cobre.

Chile cobre arsénico Alemania

En Chile el cobre se encuentra principalmente en minerales sulfurados. El llamado proyecto ReAK en combinación con Alemania procura lo que sería un avance en impacto ambiental: reducir el arsénico en cobre.

Dado que el arsénico altamente tóxico representa una amenaza no solo para la salud humana sino también para todo el ecosistema, algunos países introdujeron límites de arsénico para los concentrados de cobre importados. Para cumplir con esos límites, los concentrados ricos en arsénico se diluyen actualmente con concentrados pobres en arsénico.

Sin embargo, esta estrategia no seguirá siendo factible a largo plazo debido al constante aumento de los niveles de arsénico, señala el Instituto Federal Alemán de Geociencias y Recursos Naturales (BGR).

Las estrategias convencionales para separar y depositar el arsénico en vertederos están demostrando ser limitadas en esta área. Un proyecto germano-chileno, ReAK, Reducción de arsénico en concentrado de cobre, liderado por la parte alemana por la Institución de Investigación Fraunhofer para el Reciclaje de Materiales y Estrategias de Recursos IWKS, está trabajando para optimizar y avanzar en los procesos de producción de cobre para que Chile pueda abordar la problema del arsénico de la forma más eficaz, rentable y respetuosa con el medio ambiente.

Extracción

Aunque el cobre ahora es fácilmente reciclable, la demanda mundial está en aumento, lo que exige la continuación de la extracción de cobre. Solo en 2021, Chile extrajo alrededor de 5,6 millones de toneladas métricas de cobre, equivalente a aproximadamente una cuarta parte del volumen total de minería del mundo. Esto convierte a la industria del cobre en una de las fuentes de ingresos más importantes del país.

El cobre en Chile se extrae en minas de cobre a cielo abierto en el desierto de Atacama. El mineral se explota aquí desde tajos abiertos con diámetros de hasta dos kilómetros. Este mineral tiene un contenido de cobre de alrededor del 2%, el cual se extrae en varias etapas.

Además de cobre, las capas de mineral excavado a menudo también contienen arsénico, un contaminante inorgánico altamente tóxico que representa una amenaza no solo para la salud humana sino para todo el ecosistema. Debido a su toxicidad, el arsénico debe extraerse del mineral.

Esto ocurre casi automáticamente cuando se calienta el mineral: el arsénico se gasifica. En Chile, el procedimiento actual es capturar el gas, disolverlo en ácido sulfúrico y luego transformarlo en arseniato de calcio sólido o arsenito de calcio en un proceso conocido como precipitación. Estos compuestos de calcio luego se depositan en el desierto de Atacama.

Cambio climático

Anteriormente, el hecho de que estos compuestos sean solubles en agua nunca presentó ningún problema ya que el desierto de Atacama es una de las regiones más secas del mundo. Sin embargo, el cambio climático ha provocado un aumento de las precipitaciones en los últimos años, lo que ahora plantea el tema de la contaminación ambiental.

Al mismo tiempo, algunas minas están penetrando capas que ya no son a base de oxígeno sino a base de azufre y, por lo tanto, contienen más arsénico. Como resultado, la cantidad de arsénico que se depositará aumentará en el futuro, particularmente dado que actualmente no hay usos industriales para el arsénico.

«Estos dos desarrollos ahora están haciendo que los operadores mineros chilenos reconsideren la forma en que previamente eliminaban el arsénico y se adapten a estas nuevas circunstancias sin demora. Estamos investigando nuevas formas de separar y depositar el arsénico como parte de este proyecto para minimizar al máximo el impacto ambiental», confirma Anna-Lisa Bachmann, de Investigación Fraunhofer para el Reciclaje de Materiales y Estrategias de Recursos IWKS y coordinadora de ReAK.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.