Chile contra Ecuador, el diablo metió la cola en el fútbol

Chile contra Ecuador, el diablo metió la cola en el fútbol. La batalla legal entre Chile y Ecuador con implicaciones mundialistas por el fútbol está llevando a los países al extremo.

Chile Ecuador fútbol

Las acusaciones de hacer trampa no son nada nuevo en el fútbol sudamericano. Sin embargo, el último escándalo podría tener importantes implicaciones antes de la Copa del Mundo de 2022 en Qatar. Se trata de una batalla judicial internacional entre las federaciones de fútbol de Chile y Ecuador que está rodeada de nacionalismo, insultos en la prensa y rencores de décadas.

Para resumir, en lugar de caer en un agujero de conejo legal: Chile alega que Ecuador alineó a un jugador no elegible durante el proceso de clasificación de la Copa Mundial CONMEBOL, incluso para dos partidos contra Chile: un empate 0-0 el 5 de septiembre y un 2 -0 victoria de Ecuador el 16 de noviembre. El jugador en cuestión es Byron Castillo, de 23 años, un lateral derecho que, según Chile, nació en Colombia y falsificó sus documentos de naturalización.

Chile quiere la cancelación de los 14 puntos que obtuvo Ecuador en los partidos de clasificación para la Copa del Mundo en los que participó Castillo. Hacerlo podría elevar a La Roja al cuarto y último lugar automático, actualmente en manos de Ecuador, y dejar a Ecuador al final de la tabla. Chile obtendría dos victorias 3-0 sobre Ecuador que los mantendrían por delante de Perú en diferencia de goles. Perú es actualmente quinto y se enfrentará a Australia o los Emiratos Árabes Unidos en un desempate intercontinental.

Documentación

La federación ecuatoriana niega haber actuado mal, mientras que los chilenos han proporcionado a la FIFA montones de documentación y expusieron un presunto historial de fraude por parte de Castillo que se remonta a 2015, cuando el club ecuatoriano Emelec detuvo un acuerdo de préstamo después de que su papeleo no cumpliera con los requisitos de Emelec.

Francisco Egas, presidente de la federación ecuatoriana de fútbol, ​​dijo a los medios locales que la federación ha manejado el papeleo de Castillo al pie de la letra. Vegas dijo que entiende que se le pedirá a la organización que argumente su caso, pero que la federación permanece “tranquila”. El gerente de la selección nacional de Ecuador, Gustavo Alfaro, se hizo eco de la posición de Egas durante una entrevista reciente con Andy Naylor de The Athletic. Alfaro no cree que Ecuador corra peligro de perderse el Mundial.

“Estoy muy tranquilo de que hemos hecho las cosas de la manera correcta”, dijo Alfaro. “Una vez que fui designado, pregunté sobre los jugadores que podía seleccionar y los obstáculos legales para algunos de ellos. Damián Díaz, por ejemplo, que era argentino, se clasificó en marzo para jugar con Ecuador. Esperamos un par de meses antes de usarlo. Lo mismo pasó con Byron Castillo. Fue absuelto en abril y el primer partido que jugó fue en septiembre. Hicimos todo de acuerdo con las reglas, así que estoy muy seguro de que no hemos hecho nada malo”.

FIFA

Pero la tranquilidad de Ecuador está amenazada. La federación chilena presentó a la FIFA un caso similar en el que el organismo rector del deporte descalificó a la selección femenina de Guinea Ecuatorial de la Copa del Mundo de 2019. En ese caso, Guinea Ecuatorial también utilizó jugadores a los que se descubrió que tenían documentos falsificados.

“Son delitos graves”, dijo recientemente a Efe el abogado titular de la federación chilena, el brasileño Eduardo Carlezzo. “Estamos hablando de un crimen. El uso de documentos falsos es un delito en cualquier país y merece un severo castigo por parte de la FIFA”.

Chile no solo quiere a Ecuador fuera de la próxima Copa del Mundo, sino que también le prohíbe clasificarse para la Copa del Mundo de 2026. Carlezzo sugirió que Castillo debería recibir una suspensión de por vida del fútbol internacional. El miércoles, la FIFA abrió “expedientes disciplinarios” por el caso, que ha sido celebrado en Chile, pero que se encontró con escepticismo en Ecuador y en toda Sudamérica. Carlezzo ha dicho que espera que se tome una decisión final dentro de los próximos 30 días.

Sin embargo, los procedimientos judiciales palidecerán en comparación con las rarezas y los ajustes de cuentas que han tenido lugar en torno a este asunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.