Chile, cuál es el estado de la economía

Economía en Chile recesión perspectiva

Chile, cuál es el estado de la economía. Estado de la economía en Chile sufrió el impacto de la pandemia que provocó fuerte recesión económica en 2023 pero la perspectiva es buena.

Economía en Chile recesión perspectiva

Chile estado economía

La economía chilena ha sufrido las repercusiones de la pandemia que provocó una fuerte recesión económica en 2023, lo que provocó un aumento vertiginoso de los precios al consumidor, aumentos de las tasas de interés y una economía en dificultades.

El país está tomando impulso después de un débil 2023, la actividad económica en el mayor productor de cobre aumentó un 1,9%, en comparación con el primer trimestre de 2023. Este febrero, el índice económico del país registró el mayor aumento interanual del pasado. dos años, reforzando el crecimiento del mes anterior.

Chile registró un crecimiento económico interanual del 4,5% en febrero.

El país ha reducido la elevada inflación y el déficit contable debido a la pandemia mediante la implementación de políticas sólidas. Sin embargo, aumentar las inversiones en el país es fundamental para sostener su crecimiento y diversificar la actividad económica.

El banco central del país revisó su previsión de crecimiento del PIB para 2024 entre el 2% y el 3% en comparación con 2023. La previsión anterior para el año era entre el 1,25% y el 2,25%. El repunte de la actividad económica a principios de 2024 elevó las proyecciones de crecimiento para 2024. La inflación en el país también ha disminuido drásticamente hasta el 3%, después de alcanzar su máximo en 2022.

Sin embargo, se espera que la inflación general termine este año en el 3,8% debido a la depreciación de la moneda local, según el banco central. En los próximos dos años, el banco ha proyectado que el crecimiento del PIB oscilará entre el 1,5% y el 2,5%.

Clima de inversión en Chile

Chile ha estado atrayendo inversiones extranjeras directas de otros países, a pesar de tener un mercado interno relativamente más pequeño. El sólido marco legal y los derechos de propiedad privada en Chile fomentan las inversiones extranjeras, respaldadas por sus políticas orientadas al mercado.

La minería, las telecomunicaciones, la química, la manufactura, los hidrocarburos y la energía son algunos de los sectores que atraen considerables inversiones extranjeras directas en el país. Sin embargo, aún persisten los desafíos del mercado, incluida la incertidumbre económica y política, lo que lleva a un gasto cauteloso por parte de consumidores y empresas.

La situación parece estar mejorando como lo reflejan las inversiones en lo que va de 2024. En el primer semestre, el país registró la mayor inversión extranjera autorizada en los últimos 8 años para el mismo período, alcanzando los $4.391 millones. Estas inversiones fueron lideradas por Australia, España y Estados Unidos.

Chile tiene los costos de energía más altos entre los países sudamericanos. El país busca ampliar su capacidad instalada para satisfacer la creciente demanda durante los próximos diez años, buscando la tecnología y el capital necesarios para la nueva generación de energía y una mayor eficiencia energética. La generación de energía eléctrica representó el 15% del total de inversiones en el primer semestre de 2024.

El papel de Chile en la transición energética global

Chile se ha fijado objetivos ambiciosos para su transición energética, con el objetivo de aumentar su consumo total de energía renovable al 70% para 2030. Actualmente, el país genera el 40% de su energía a partir de centrales eléctricas tradicionales de carbón. En 2018, el gobierno anunció sus planes de cerrar plantas de carbón para 2040. Es pertinente que Chile elimine gradualmente el carbón para lograr sus objetivos de transición a energías limpias y neutralidad climática.

Chile representa más de un tercio de las reservas totales de litio a nivel mundial. Es el segundo mayor productor de litio y tiene una participación del 25% en la producción mundial de litio. Con el aumento de la transición energética sostenible, se espera que crezca la demanda de minerales críticos para tecnologías como paneles solares, almacenamiento de energía y baterías para vehículos eléctricos.

Como país rico en minerales, Chile tiene un papel fundamental en la transición energética global. También es el mayor productor de cobre del mundo, lo que tiene aplicaciones en electrificación.

Para que Chile alcance sus objetivos de neutralidad climática para 2050, es crucial invertir en energía renovable y tecnología verde. Actualmente, el 75% de sus emisiones de gases de efecto invernadero provienen del sector energético.

Más allá de su abundancia mineral, Chile también tiene las condiciones climáticas óptimas para parques solares y eólicos. Su lado norte, el desierto de Atacama, tiene una de las radiaciones solares más intensas del mundo, lo que ofrece condiciones ideales para la producción de energía solar.

Además, su costa ofrece una oportunidad perfecta para desarrollar parques eólicos. Un estudio realizado por sus autoridades energéticas encontró que es capaz de generar más de 5.000 teravatios-hora de electricidad a partir de fuentes renovables al año, significativamente más que el consumo eléctrico actual de 75 teravatios-hora por año en el país.

Desde 2014, las energías renovables representaron el 6% de su combinación energética total, pero han aumentado significativamente en la última década hasta casi el 25%.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *