Chile elige 155 delegados para redactar nueva constitución del país

Chile elige 155 delegados para redactar nueva constitución del país. El 15 y 16 de mayo, Chile elegirá a los 155 delegados encargados de redactar la nueva constitución del país, un proceso que ya tiene 19 meses.

Chile delegados constituyentes

La buena noticia para quienes buscan la renovación política es que Chile está listo para elegir la convención constitucional más diversa del mundo. Habrá paridad de género, ya que la mitad de los candidatos y la mitad de los delegados electos deben ser mujeres. Hay asientos reservados para pueblos indígenas. Al menos el 5 por ciento de los candidatos de los partidos son personas con discapacidad.

Estas medidas reflejan normas internacionales que enfatizan la importancia de diversas legislaturas. Al adoptarlos, las élites políticas de Chile reconocieron que la aceptación por parte de los votantes de cualquier nueva carta depende de la diversidad de quienes la redactan. Al incluir a las mujeres, los pueblos indígenas y las personas con discapacidad, Chile elevó el estándar mundial de democracia representativa, pero estas victorias no se dieron sin luchar.

Las convenciones constitucionales son raras en países que no salen de una guerra civil o que desmantelan gobiernos autoritarios. Chile parece un caso atípico a nivel mundial, pero menos en América del Sur, donde países como Venezuela, Bolivia y Ecuador redactaron nuevas constituciones años después de que comenzara la democratización, cuando los partidos de izquierda con nuevas visiones llegaron al poder.

En Chile, como en el resto de la región, el descontento hervía a fuego lento cuando la transición democrática permanecía inconclusa.

Chile ha celebrado elecciones libres y justas desde 1989, pero el dictador saliente Augusto Pinochet dejó una constitución que obstaculizó la reforma.

Incluso los presidentes orientados al cambio como Michelle Bachelet procedieron con cautela, socavando la inercia institucional y la desigualdad socioeconómica sin cambiar el status quo por completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *