Chile frente a elecciones presidenciales, camino a polarización

Chile frente a elecciones presidenciales, camino a polarización. Esta semana Chile retomó la campaña de elecciones presidenciales, con polarización de la izquierda de Gabriel Boric, de 35 años, y el derechista Sebastian Sichel.

Chile elecciones polarización

Los chilenos han votado cuatro veces en los últimos 12 meses: así determinaron cómo funcionaría la Asamblea Constituyente y luego eligieron a sus delegados y representantes regionales y municipales.

Luego vinieron las primarias. Y ahora, el 21 de noviembre, tendrá lugar la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

El primer debate televisado vio acaloradas discusiones entre los candidatos a suceder al magnate Sebastián Piñera.

Los chilenos prestan una atención respetuosa a las encuestas. La última de la consultora Cadem muestra a Boric, de la coalición Apruebo Dignidad, con una participación de los votos del 25%. Sichel, un abogado de 44 años, está ocho puntos por detrás. Si esta tendencia continúa, lucharán por la presidencia en la segunda vuelta, el próximo 19 de diciembre.

El pinochetista José Antonio Kast llega con el 10% de los votos, seguido de cerca por Yasna Provoste, heredera de la Concertación Democrática, la coalición de centro izquierda que gobernó durante 20 años.

Los otros candidatos, incluido el populista de derecha Franco Parisi, el populista de izquierda Marco Enríquez-Ominami del Partido Progresista y Eduardo Artés, de una facción ultraizquierdista, aparecen como espectadores ante los ojos de la sociedad.

La fase caliente de la campaña electoral mostrará cuántos chilenos se quedarán en casa el día de las elecciones. En los últimos años ha surgido una cultura de abstinencia y no hacer nada que apenas fue cuestionada durante el proceso constituyente.

Las ofertas de los candidatos intentan adaptarse a los diferentes estados de ánimo. Boric quiere convertirse en el presidente más joven de la historia de Chile y el ejecutor de los cambios que van a tener su base en la nueva Carta Magna, que será aprobada en otro referéndum el próximo año.

Sichel, por su parte, predica un camino centrista. Para los analistas, el posible fortalecimiento del partido de ultraderecha Kast, que evoca el espectro del comunismo y el regreso de Chile a la época de la unidad popular de Salvador Allende (1970-73), es aún una incógnita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Caribe Mexico