Chile, gobierno de izquierda reduce gasto público

Chile, gobierno de izquierda reduce gasto público. Gestión en Chile de Gabriel Boric busca evitar el historial de errores derrochadores de los líderes de izquierda en la región atacando gasto público.

Chile gobierno gasto público

Se espera que uno de los recortes de gastos más dramáticos del mundo posterior a Covid genere un superávit presupuestario mayor al esperado para el gobierno de izquierda de Chile este año.

La estragegia complace a los inversionistas que se habían preocupado por las costosas promesas de campaña del presidente Gabriel Boric.

“Esperamos un superávit del 1,6 por ciento del producto interno bruto este año”, dijo el ministro de Finanzas, Mario Marcel. “Es el primer superávit en nueve años. El gobierno actual ha hecho un esfuerzo por ser disciplinado, lo que significa que nuestros resultados este año serán mejores de lo esperado”.

Marcel, un tecnócrata que se ganó la reputación de cauteloso en su cargo anterior como gobernador del banco central del país, insiste en que la administración Boric no repetirá los errores económicos cometidos por los gobiernos de izquierda en otras partes de la región.

“Muchas veces se han propuesto reformas ambiciosas que despertaron mucha esperanza en la población, pero que luego no pudieron continuar por la debilidad de la economía y la falta de recursos del Estado”, dijo Marcel. “Eso no es algo a lo que queramos vernos expuestos”.

Tasas de interés

La prudencia de Chile surge cuando funcionarios y economistas temen que un aumento en las tasas de interés coloque a los gobiernos bajo presión financiera. Se espera que el volumen de préstamos pendientes del FMI alcance un nivel récord este año, mientras que los costos de endeudamiento en varios mercados emergentes y algunas economías avanzadas, como el Reino Unido, se han disparado.

A los analistas les preocupa que, más allá del próximo año, Santiago tenga dificultades para brindar mejores servicios públicos sin forzar el presupuesto.

“El mayor desafío es implementar una agenda de gasto social muy ambiciosa en pensiones, vivienda, educación y el sistema de cuidados sin afectar la sostenibilidad del crecimiento económico y la inversión”, dijo Sebastian Rondeau, economista para el cono sur de Bank of America. “Ese es un gran desafío”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *