Chile, mapuches y palestinos locales apoyan a Palestina en Gaza

Chile, mapuches y palestinos locales apoyan a Palestina en Gaza. Comunidad de Palestina en Chile recibe apoyo de mapuches en conflicto en Gaza en una marcha por la resistencia indígena en Santiago.

Chile mapuches Gaza Palestina

El 25 de octubre, miles de personas se reunieron en las afueras de Santiago de Chile para un concierto en solidaridad con el pueblo de Palestina y su lucha en Gaza.

La comunidad palestina organizó allí «Chile Canta Palestina Contra Toda La Violencia», un recital para recaudar fondos para hospitales en la sitiada Gaza y la ocupada Cisjordania, con el popular grupo folclórico Illapu y la cantante chileno-francesa Ana Tijoux, así como un conjunto de danza tradicional palestina

Tijoux ha apoyado durante mucho tiempo los derechos palestinos. Cerró el evento con una presentación de «Somos Sur», que según ella trata «sobre la importancia de la resistencia no sólo en Chile, sino en todo el mundo». La grabación original presenta a la rapera británico-palestina Shadia Mansour.

La multitud en el evento era un mar de banderas palestinas y pañuelos keffiyeh blancos y negros, un símbolo de la resistencia palestina a la ocupación israelí y los continuos bombardeos. Un organizador dio la bienvenida a los asistentes al evento, afirmando que el encuentro fue una iniciativa de artistas chilenos que quieren “difundir la palabra [sobre Palestina] ante los ojos de un mundo que no quiere ver ni oír”.

Diáspora

Chile es el hogar de la diáspora palestina más grande fuera de Medio Oriente.Chile es el hogar de la diáspora palestina más grande fuera de Medio Oriente. Los primeros inmigrantes palestinos llegaron a Chile a finales del siglo XIX, antes de migrar en mayor número a América Latina a principios del siglo XX.

Sus comunidades en Chile se unieron en torno a intentos de obtener la ciudadanía palestina de manos de los británicos a mediados de la década de 1920 (Gran Bretaña tuvo un mandato sobre los territorios de Palestina y Transjordania de 1922 a 1948).

Las autoridades británicas “negaron regularmente la ciudadanía a los residentes no judíos” y no la ofrecieron a los palestinos que vivían en el extranjero. La comunidad palestina enfrentó presiones para asimilarse a la sociedad chilena, así como restricciones a la migración árabe.

Desde entonces, la diáspora palestina se ha convertido en una fuerza poderosa en la política chilena, aunque dividida por líneas de clases. El primer congresista de clase media y de ascendencia palestina fue elegido en la década de 1940.

Unos años más tarde, Chile se uniría a Honduras y El Salvador –que también tienen importantes diásporas palestinas– al abstenerse en la votación de las Naciones Unidas de 1947 para dividir Palestina. Muchos chilenos ricos de ascendencia palestina se opondrían luego al gobierno de izquierda de Salvador Allende en la década de 1970, y su afinidad por la lucha interna pasaría a un segundo plano frente a sus intereses financieros.

Boric con palestinos

El actual presidente Gabriel Boric ha apoyado abiertamente la causa palestina y planea abrir una embajada en los territorios ocupados. Contaba con el apoyo de muchos palestinos de clase trabajadora y condenó la violencia y la ocupación israelí en su primer discurso ante las Naciones Unidas en 2022.

El gobierno chileno ya había reconocido el Estado palestino en 2011, bajo el liderazgo conservador de Sebastián Piñera. Israel calificó la visita de Piñera en 2019 al Monte del Templo, un lugar considerado sagrado para el judaísmo, el cristianismo y el islam, con un grupo de funcionarios palestinos como una “violación de la soberanía israelí”.

Si bien la participación de una gran diáspora palestina ha influido en la política chilena de izquierda y derecha, la sospecha de cooperación de Israel con el régimen de Pinochet, que derrocó al presidente democráticamente electo Allende en 1973, también cobra mucha importancia.

La evidencia muestra que Israel suministró armas al régimen y supuestamente ayudó a entrenar a miembros de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), el servicio secreto de la era de la dictadura de Chile, que ha sido acusado de ejecutar o desaparecer forzadamente a más de 3.000 personas y torturar a miles más.

América Latina, reacciones

En las últimas semanas, muchos lugares del mundo han estallado en manifestaciones populares de solidaridad con el pueblo de Gaza, con manifestantes en las principales ciudades desde Estambul hasta Ciudad de México exigiendo un alto el fuego.

El día después de que Hamas llevara a cabo un ataque sorpresa contra Israel el 7 de octubre, el gobierno israelí declaró formalmente la guerra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *